Los inmigrantes tendrán reserva de plaza en los colegios concertados

  • El nuevo decreto de escolarización establece un cupo de tres vacantes por aula para alumnos con necesidades especiales · Se anulan todos los puntos por fraude

Comentarios 38

La intención del Ministerio de Educación de generalizar la presencia del alumnado inmigrante en todos los centros educativos sostenidos con fondos de la Administración, tanto públicos como concertados, podrá ser factible en Andalucía gracias al nuevo decreto de escolarización que la Junta prevé poner en marcha la próxima primavera. El borrador de esta normativa, que fue presentado este viernes por el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, obliga a la dirección de los colegios e institutos a reservar tres plazas por aula para alumnos con necesidades educativas especiales, entre los que se encuentran los extranjeros.

Esta modificación intenta disminuir el alto grado de concentración de inmigrantes en aulas públicas, ya que el 92,4% de dicho alumnado está escolarizado en colegios totalmente públicos, mientras que menos del 8% estudia en centros concertados. Una situación que, por otra parte, ha sido escasamente denunciada en Andalucía y que ha salido a la palestra informativa tras alertar el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, de la "discriminación" que padece este colectivo en otras comunidades. La reserva de plaza también está dirigida para alumnos con riesgo de exclusión social así como aquéllos que cuenten con facultades por encima de la media general de su edad, los más "aventajados".

El decreto que actualmente está en vigor establece también una reserva para los alumnos con necesidades educativas especiales, aunque no la generaliza en todos los centros, motivo por el cual este tipo de plaza predomina en los de carácter totalmente público.

El borrador, que desde este viernes está sometido a exposición pública y que aún tiene que contar con el consenso de las centrales sindicales, las asociaciones de padres, la patronal de la enseñanza concertada y el Consejo Escolar de Andalucía, también incluye otra novedad para sancionar los casos de fraude escolar. La penalización supondrá la pérdida de los derechos de prioridad del solicitante, al que se le retirarán todos los puntos y se le asignará una plaza escolar de oficio en cualquier otro colegio. En la lucha contra el fraude será esencial la colaboración que la Junta tendrá de la Fiscalía tras el reciente acuerdo alcanzado. No obstante, el consejero matizó que este fenómeno es muy reducido en Andalucía, ya que este año sólo se han detectado 582 casos, el 0,27% de las solicitudes presentadas.

Otra de las novedades que establece el nuevo decreto es la autogestión que la Junta hará de la escolarización, con lo cual los padres no tendrán que aportar documentación para demostrar la residencia familiar o laboral y la renta, datos que se obtendrán a través del Instituto Nacional de Estadística, con lo que se evitan casos como el del Ayuntamiento de Granada. La información sobre si se trata de una familia numerosa o si el alumno sufre alguna discapacidad será facilitada por la Consejería de Igualdad y Bienestar Social.

Por otro lado, la Junta copia en este decreto el modelo de matriculación de la enseñanza privada al ofrecer a los padres la posibilidad de realizar una sola matrícula que garantice la plaza para un menor en un centro desde Infantil al último curso de Bachillerato. Para lograr dicho objetivo se adscribirán colegios e institutos de zonas próximas, que funcionarán como un solo centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios