"Esto es izquierda o derecha; cada vez que IU tiene la llave, se la abre al PP"

  • La número dos de los socialistas andaluces mantiene que su prioridad es ganar las autonómicas de marzo, augura que estas elecciones estarán muy polarizadas y niega que aspire a un cargo en la dirección federal

Comentarios 111

Juan M. Marqués Perales / SEVILLA

Susana Díaz (Sevilla, 1974) es la número dos del PSOE andaluz, y su nombre es de los que suenan como una de las mujeres que podría entrar en la nueva Ejecutiva que saldrá del congreso federal de febrero, que se celebrará en Sevilla. Ella mantiene que su prioridad es otra: las elecciones andaluzas.

-¿Por qué cree que en las comunidades donde ha habido mayores recortes, como Castilla-La Mancha, Murcia o Cataluña, los partidos gobernantes, PP y CiU, han obtenido mejores resultados?

-La gente ha culpado de la crisis al Gobierno central, y nosotros hemos tenido un problema: es verdad que no hemos dejado a nadie atrás, pero se nos ha caído el empleo. Y esto tiene un coste. Pero en estas comunidades autónomas, ni en Cataluña ni en el caso de la señora De Cospedal, han tenido la sensibilidad de explicarles a los ciudadanos qué iban a hacer, realmente, después de las elecciones generales.

-Pero ya habían comenzado algunos ajustes.

-Sí, pero resulta llamativo que Cataluña lo hiciera justo al día después de las elecciones, y en Castilla-La Mancha, De Cospedal lo esté forzando ahora, con el apoyo, por cierto, del señor Arenas.

-¿No hay otra conclusión?

-Sí, también hemos tenidos errores propios.

-¿Cuáles?

-De comunicación, por ejemplo. No se han explicado bien decisiones difíciles; se han adoptado algunas que no estaban en sintonía con nuestro electorado e, incluso, varias de ellas han provocado contradicciones en nuestras propias filas porque no representaban los valores que defendemos.

-Otra pregunta sobre las elecciones. ¿El voto perdido del PSOE sólo se ha ido a la izquierda? ¿No ha sido un error no mirar también hacia la derecha? ¿A UPyD?

-Durante muchos días, las encuestas electorales y los medios trasladaron la sensación de que nosotros no éramos una alternativa de Gobierno y que, por lo tanto, el PP no sólo iba a ganar las elecciones, sino, además, lo haría de manera holgada. Eso provocó que el voto socialista se dispersara a multitud de partidos.

-A la vista de esto, ¿ya no considera solución mirar a la izquierda?

-Primero, debemos mirar dentro del partido. Tenemos que ser conscientes de que sólo el discurso de la protección social ya no es suficiente, sino que debemos pensar en el empleo, en los emprendedores, en la cultura del esfuerzo y del trabajo... Debemos dar garantías de que en Andalucía tenemos una hoja de ruta no sólo para mantener la protección social, que ya se supone, sino para generar empleo.

-Si tuvieran que pactar para gobernar en Andalucía: ¿IU, UPyD o PA, si entra?

-Es que el escenario andaluz va a ser muy diferente al que vimos en España en las elecciones generales. Creemos que vamos a ganar las elecciones, no el PP. Vamos a recuperar la confianza de ciudadanos que no nos la dieron ni en las municipales ni en las generales, aunque en estas últimas, las del 20-N, hubo votantes que sí volvieron con nosotros. En Sevilla ciudad, por ejemplo, hay 35.000 personas más que han votado ahora al PSOE; fueron personas que, por desencanto con a causa de la crisis, le dieron la confianza a Zoido en las municipales, y ahora han vuelto a votarnos. Y serán muchos más. En Andalucía, se va a polarizar el voto, porque la decisión es la izquierda o la derecha, y cada vez que IU tiene la llave, como en Extremadura o en la Federación Andaluza de Municipios, abre la puerta de la derecha. No estamos pensando en que salimos a jugar un partido para pactar o para empatar, sino para ganar.

-¿Por qué está tan segura si los sondeos indican lo contrario?

-Bueno, el pasado 20-N recortamos a la mitad lo que mantenían las encuestas sobre Andalucía.

-¿La mitad? Dos puntos.

-No, casi dos daba la última encuesta (se refiere a la publicada por el IESA), pero es que hubo sondeos que otorgaban de 15 a 16 puntos a favor del PP y, con el voto de los residentes en el exterior, la diferencia se va a quedar en torno a los 8,5 puntos. Recortamos en Andalucía, y pese a las encuestas, confiaron en el Partido Socialista, y de aquí a marzo, van a confiar muchos más y les vamos a dar motivos para ello.

-Diga un motivo.

-Somos el partido que defiende mejor los intereses de Andalucía; sabemos que pasamos por un momento difícil; sabemos que hay muchos ciudadanos que lo están pasando mal, pero desde la izquierda se sale de una manera distinta que desde la derecha. Y mientras en Castilla-La Mancha se recorta el gasto social, se elimina la gratuidad de los libros de texto y se baja el sueldo a los funcionarios, el Presupuesto de la Junta de 2012 garantiza lo social, y está pensado para reactivar la economía y el empleo.

-Su elogiado Alfonso Guerra ha declarado, en dos ocasiones, que tampoco sería una tragedia si el PSOE pierde en Andalucía.

-Alfonso ha ganado muchas elecciones. En Sevilla, todas, incluida las últimas, pero también ha visto que, durante ocho años, en este país gobernó la derecha, y no pasó nada, sólo que se le dio la espalda a Andalucía y sufrimos el castigo de un Gobierno de derechas. Él, como buen demócrata, dice eso, pero se va a dejar la piel para que ganemos una vez más en Andalucía.

-El PSOE ha caído en una suerte de depresión tras los resultados de las generales, y como siempre en su partido, la receta es la de la refundación. ¿Hay que refundar el PSOE en el congreso de febrero?

-Mire, hay que reforzar el partido, la participación y, sobre todo, estar y acercarse más a la gente. Debemos adaptarnos, escuchar más a los ciudadanos y mejorar la participación.

-¿Esto pasa por colocar jóvenes en los puestos de dirección, en esa nueva Ejecutiva?

-Pasa por colocar a gente competente de todas las generaciones, y a hombres y mujeres.

-A usted se le señala como una de las posibles secretarias de Organización del PSOE federal. Supongo que ambición política no le falta.

-Yo tengo la ambición de ganar las próximas elecciones autonómicas.

-¿Y si en el congreso se abre la opción de que usted forme parte de la dirección federal?

-Yo estoy centrada en ganar las elecciones en Andalucía. Los compañeros y compañeras me dieron la confianza de ser la secretaria de Organización en un momento muy complicado.

-¿No quiere ir a Madrid?

-Yo voy mucho a Madrid, pero llevo billete de ida y vuelta. Es que no comprendo este debate de cargos si aún no sabemos quiénes se postulan a candidato o candidata para liderar el PSOE.

-Pero si el congreso se celebra en Andalucía y si el PSOE andaluz es la mayor federación de este partido, se supone que mantendrán una cuota de representación en la Ejecutiva, que en estos momentos es la del presidente (Manuel Chaves) y el secretario de Política Institucional (Gaspar Zarrías).

-Lógicamente, pero ya veremos cómo se materializará la representación de Andalucía, aquí hay gente de mucha valía, pero afrontamos este congreso con mayor responsabilidad que en otros territorios debido a las elecciones.

-¿No es un riesgo traer un congreso tan complicado a Andalucía a las puertas de unas autonómicas?

-Ha sido una responsabilidad, porque Andalucía debe ser el punto de partida para recuperar la sintonía con los votantes socialistas desencantados.

-¿Y qué le parece Griñán como presidente federal del PSOE?

-Es que él está centrado, como los demás, en ganar las elecciones autonómicas.

-Hay quien ha propuesto elecciones primarias a la francesa para elegir candidatos presidenciales, donde votan los militantes y los simpatizantes que se inscriben.

-Me gustan las primarias a la española, que significa que quienes deciden son todos los militantes a sus candidatos.

-Rubalcaba basó su campaña en el mantenimiento del Estado del bienestar. ¿La del PSOE andaluz va a ser igual?

-Sí, pero vamos a incidir en la creación de empleo, en la ayuda a los emprendedores, a las pequeñas y medianas empresas. Además, en Andalucía vamos a tener un debate centrado sólo en Andalucía, donde Arenas se siente incómodo, porque si algo ha sido aquí es un condenado en las urnas. Los ciudadanos saben que hay dos modelos. El PSOE ha ido cambiando en estos años, hemos tenido distintos presidentes, pero Arenas siempre es el mismo; es que cuando yo iba al colegio, él ya estaba perdiendo elecciones.

-¿Rubalcaba o Chacón? ¿Otros?

-No lo sé, pero si algo queremos los andaluces es que los votantes decidan libremente. Hay que esperar, lo desconozco, no sé cuántos candidatos va a haber. Ahora, yo espero que cuando las agrupaciones locales tenga que debatir y comenzar a elegir delegados, a partir del día 9 de enero, sepan quiénes quieren ser candidatos.

-¿Cuando se sepan los nombres de los candidatos, la dirección andaluza se posicionará o seguirá en la indefinición?

-Primero, los militantes deben decidir libremente a quién quieren apoyar y, desde la responsabilidad, cuando llegue el momento, nos pronunciaremos.

-¿Lo harán?

-Cuando los militantes se pronuncien libremente y llegue su momento, lo haremos. Pero en ese orden.

-¿Le gustaría que, a la hora de elegir delegados al congreso, hubiera una única lista en cada provincia?

-La unidad no es uniformidad, se puede entrar apoyando a personas distintas, pero después deben salir unidos. Eso es lo que quiero.

-¿Cómo se consigue eso?

-En el 35º Congreso se consiguió. Se consigue, sobre todo, teniendo generosidad, pensando en lo que es mejor para el partido y no para cada uno. Una lista puede ser igual de plural que varias listas, pero quizás debamos replantearnos recuperar algunas fórmulas de mayor participación en la elaboración de las candidaturas a delegados.

-¿Cómo?

-Quizás sea la ponencia marco la que lo indique. Hay que mejorar la fórmula de elaboración de las candidaturas de los delegados.

-¿Cree que la juez Alaya terminará imputando a altos cargos de la Junta antes o durante la campaña de las autonómicas?

-Hay mucha coincidencia entre el guión que ha elaborado el PP y los autos de la juez, mucha coincidencia. Y, segundo, me causa mucha sorpresa que se produzcan decisiones judiciales siempre de modo previo a la campaña electoral o a las elecciones. Si alguna organización tiene interés en que se aclare todo esto, somos los socialistas.

-De su generación en el PSOE, ¿quiénes valdrían para la Ejecutiva federal?

-Muchos.

-Diga.

-Muchos, pero la Ejecutiva será intergeneracional, paritaria y competente.

-¿Más intergeneracional que la andaluza?

-En la andaluza hay gentes de la edad de Pepe Griñán o de Amparo Rubiales, o de la mía, de Rafael Márquez, Verónica Pérez...

-¿Usted se considera una griñanini?

-Me siento orgullosa de ser socialista y andaluza, y de que me hayan dado la responsabilidad de ser secretaria de Organización. Eso es lo que se ha querido trasladar por parte de la derecha mediática andaluza; este partido ha ido cambiando, y eso no les gusta. Pero quisieron trasladar eso, que era una dirección bisoña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios