El juzgado estudia exhumar al hermano de la niña envenenada por su madre

  • La progenitora ha ingresado en prisión tras ser sorprendida inyectándole etanol a su hija

Comentarios 1

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Melilla, que lleva el caso de una niña que presuntamente ha sido envenenada por su madre inyectándole etanol o alcohol etílico en la sonda mientras estaba ingresada en el Hospital melillense, estudia ordenar la exhumación del cadáver de otro hijo también de muy corta edad. El objetivo es saber si el pequeño, que murió hace 40 días, también falleció por la misma causa.

Según informaron fuentes cercanas a la investigación, la madre acusada de querer matar a su hija de dos años es de nacionalidad marroquí, casi no habla español, tiene 30 años de edad y reside en una localidad de la provincia de Nador, la ciudad más próxima a Melilla. La mujer fue detenida por la Policía tras ser denunciada al ser sorprendida con la jeringuilla con etanol con la que suministraba alcohol por la sonda a su hija y ayer mismo ingresó en prisión por orden del juzgado.

La detenida llegó hace unos días al Hospital Comarcal "con su hija en coma aunque estable".

Tras tener conocimiento de este presunto caso de envenenamiento, la pequeña fue trasladada en un avión-urgencias la misma madrugada del sábado a Málaga para que fuera atendida en el Materno-Infantil, donde se le practicó una hemodiálisis, que el redujo la presencia de etanol en sangre. La niña "evoluciona favorablemente" y su vida no corre peligro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios