El juzgado no investigará el robo de otra cinta en el caso del espionaje

  • La instancia judicial carece de nuevos datos relevantes desde la sustracción en 2005

El Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla ha archivado la ampliación de la denuncia por el robo de la segunda cinta en la que se basó la acusación por el supuesto espionaje en las cajas de ahorros sevillanas, pues no han aparecido nuevas pruebas que permitan seguir investigando.

El juzgado recibió el pasado 28 de noviembre la ampliación de la denuncia, tras percatarse el secretario del Juzgado de Instrucción 1 de Sevilla de que, en el robo sufrido el 27 de julio de 2005, le habían robado en realidad las dos cintas del espionaje y no sólo una. Sin embargo, ha emitido una providencia en la que se remite al primer archivo de la causa, dictado en 2005 y basado en la falta de autor conocido.

En ambas cintas, el supuesto espía Antonio Castellano confesaba, presuntamente al verse descubierto, que Manuel Chaves y otros dirigentes socialistas andaluces le habían ordenado seguir a los presidentes de las cajas de ahorros sevillanas, en un momento conflictivo por la renovación de cargos en la que estaban inmersas.

Dichas cintas, que según la acusación del PSOE eran "un montaje obvio", fueron aportadas al juzgado por el ex presidente de Caja San Fernando Juan Manuel López Benjumea, y por el diario El Mundo, que la utilizó como base de la noticia que publicó en noviembre de 2001. El Juzgado de Instrucción 1 sólo denunció el robo de una de las cintas hasta que el pasado día 28, cuando se la reclamaron para el juicio, se percató de que le habían robado las dos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios