El 40% de las leyes de esta legislatura se aprueban en el último trimestre

  • De las 35 normas votadas a lo largo de estos cuatro años, 13 lo han sido en esta recta final · Las dos últimas sesiones plenarias se saturan con el debate final de hasta nueve iniciativas legislativas

A falta de la aprobación del proyecto de ley de Presupuestos de 2012 la próxima semana, la actividad normativa de esta legislatura se dio ayer por concluida. Con una tanda de cuatro leyes, se cerró el trimestre más productivo en el Parlamento andaluz: el 40% de las normas aprobadas en estos cuatro años se concentró entre los meses de septiembre y diciembre, es decir, de las 35 que se discutieron y votaron, 13 lo fueron en este periodo de tiempo tan corto. Las cifras son aún más contundentes si se atiende que hasta nueve leyes se han visto en las dos últimas sesiones plenarias, siendo la jornada récord la del pasado 23 de noviembre, cuando se superó el listón legislativo de ayer al llegar a su debate final hasta cinco iniciativas.

Estas prisas de última hora se han traducido en que haya habido más de una norma que ha pasado por la Cámara en una sola vuelta, es decir, por lectura única, o bien por la vía de urgencia, como sucedió en la sesión plenaria de ayer con las de Salud Pública y Cooperativas (aprobadas junto a la ley de turismo y la de autónomos). Una maniobra para que no se quedasen sin aprobar antes de la disolución del Parlamento, y que ha provocado cierto malestar en la oposición, que ha lamentado que se hayan quedado sin un debate y un contenido más profundo.

Este agolpamiento de leyes no es la primera vez que se produce. En la anterior legislatura se dio el mismo fenómeno, pero si entonces la excusa fue que durante casi dos años la actividad parlamentaria estuvo marcada por la redacción del nuevo Estatuto de Andalucía, ahora el argumento tal vez pueda ser el relevo que se dio en el Gobierno andaluz en la primavera de 2009, en la que hubo un nuevo equipo, con José Antonio Griñán como presidente, y porque éste ha preferido recurrir a la fórmula del decreto-ley.

Aparte del volumen, también entra en juego la calidad de las normas aprobadas. En la tanda de leyes que han pasado estos tres meses por el Parlamento se encuentran algunas de las más espinosas del último cuatrienio, como la que dejará fuera del Parlamento a los alcaldes por la incompatibilidad con el cargo de diputado, o de las pocas que han contado con la unanimidad de la Cámara, como la habilitación del escaño 110, que abre las puertas a la iniciativa legislativa ciudadana al dar más facilidades. A esta categoría de leyes aprobadas por consenso, se sumaron ayer las leyes que regularán la actividad de las cooperativas y los trabajadores autónomos, una norma que por fin ve la luz después de estar comprometida por el PSOE desde hace más de ocho años.

La sesión de Control al Gobierno de hoy será, a falta de la semana que viene monográfica sobre los Presupuestos para el próximo año, la última de esta legislatura. Está aún por concretarse si se habilitará enero, mes parlamentariamente inhábil, para el pleno extraordinario y monográfico de balance de legislatura y propuestas de futuro en el que Griñán estaba interesado. Fuentes parlamentarias confirmaron que esa solicitud aún no se ha registrado oficialmente, algo que guarda relación directa con la fecha definitiva de la celebración de las próximas elecciones autonómicas y que es competencia exclusiva del propio Griñán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios