Andalucía

La madre de la niña a la que asesinó el Boca celebra su detención

  • Adoración Cano afirmó que los políticos no demuestran "empatía ni sensibilidad".

Comentarios 1

Adoración Cano, madre de la niña Ana María Jerez Cano, asesinada por José Franco de la Cruz, conocido como el Boca, en 1991, ha asegurado tras el nuevo ingreso en prisión de éste por presunta violación, que "ha vuelto al lugar de donde no tenía que haber salido". Cano afirmó que "este hombre está donde debe estar toda la vida", ya que ha demostrado que "que es una persona que no está capacitada para vivir en sociedad" y manifestó"que ya avisó de que pasaría cuando el asesino salió de la cárcel".

El Boca salió el pasado 3 de abril de la prisión de Morón de la Frontera (Sevilla) tras cumplir 21 de los 44 años de condena que se le imputaron por el asesinato de Ana María Jerez Cano, después de que la Audiencia Provincial de Huelva rechazara el recurso contra su salida de la cárcel, al denegar que se le aplicara la doctrina Parot, como solicitó la familia de la niña asesinada.

Los hechos por los que el acusado vuelve a prisión ocurrieron el pasado día 11 en Madrid, cuando una mujer de 39 años denunció haber sido violada por el Boca, según la denuncia interpuesta por la víctima, que reconoció al agresor.

Adoración Cano aseguró sentirse "en situación de desamparo por parte de los políticos quienes demuestran incompetencia, dejadez y falta de empatía" y les exigió que "cumplan con su obligación porque están demostrado que los ciudadanos le importan un bledo". Según Cano, la Justicia ha regalado al asesino de su hija la libertad 23 años antes y lo han premiado a pesar de no mostrar arrepentimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios