Las medicinas serán gratis para niños menores de un año a partir de agosto

  • Unas 95.000 familias se beneficiarán de esta medida de la Junta, que tendrá un coste anual de 4,5 millones de euros

Comentarios 7

Uno de los compromisos estrella de esta legislatura del Gobierno andaluz vio ayer la luz con la aprobación del decreto por el que los niños menores de un año tendrán las medicinas gratis. La medida, que estará en marcha en agosto, supondrá para las arcas autonómicas un desembolso anual de unos 4,5 millones de euros, estimándose el número de beneficiarios en torno a 95.000 niños.

La iniciativa que pondrá en marcha la Junta se enmarca dentro de un doble objetivo: impulsar la natalidad y mejorar la economía familiar en momentos de dificultad como el actual, de ahí que forme parte del Plan de Apoyo a las Familias Andaluzas. El coste de los fármacos correrá en su totalidad a cargo de la Administración autonómica, ya que hasta ahora este segmento de población, al igual que el resto, se beneficiaba de una reducción del precio de los medicamentos de entre el 40% y el 10%.

Según explicó la consejera de Salud, María Jesús Montero, esta iniciativa pionera forma parte de la estrategia de apoyo ante la llegada de un niño a una familia y "aliviar" el gasto que supone su nacimiento. "Esta medida es especialmente importante si el bebé padece una enfermedad crónica, como puede ser el asma", dijo Montero.

Esta ayuda para aligerar la carga económica que supone tener un hijo ha sido posible gracias a la "política de uso racional del medicamento" que se viene desarrollando en Andalucía y que para Montero ha tenido resultados "muy positivos" en contención del gasto farmacéutico. Además de permitir incrementar el nivel de prestaciones, entre las ventajas del ahorro sanitario, mencionó que la Junta sigue sufragando el "recetazo" o "medicamentazo", es decir, paga los medicamentos que ya no están financiados por el por el Sistema Nacional de Salud.

El acceso a la medicina gratuita será fácil dado el alto nivel de implantación de la receta electrónica -93%-, que permitirá al farmacéutico comprobar a través de un programa informático la edad del niño. Si no se puede acceder a este formato, se extenderá una receta en papel similar a la que utilizan otros ciudadanos exentos de pago, como los jubilados, y que llevará una leyenda para diferenciarla de otros tipos de receta.

Los medicamentos más consumidos a lo largo del año 2007 por los niños menores de un año fueron antibióticos, con 62.878 envases, analgésicos (57.469) y antiasmáticos (49.613).

Montero se mostró satisfecha de esta nueva ayuda que convierte a Andalucía en la "comunidad más avanzada" del país tanto en atención farmacéutica como en prescripción electrónica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios