Andalucía

Sin paga de Navidad por un puñado de euros

  • La funcionaria Martínez se queda sin extra por superar en 90 euros el tope mensual.

Comentarios 10

Los nuevos recortes dirigidos principalmente hacia el funcionario están provocando un verdadero caos en el sector. Los trabajadores se quejan especialmente de la bajada de los sueldos así como de la eliminación de la paga de Navidad a los que superen los 962 euros mensuales. Resurrección Martínez, ordenanza en la Delegación de la Consejería de Salud en Granada, ha sido una de las perjudicadas por esta medida.

Con una nómina que oscila entre 1.030 y 1.070 euros mensuales, Resurrección Martínez no podrá percibir este año el ingreso navideño que según su opinión es "fundamental para tapar agujeros". Según explica, habitualmente, con el sueldo que percibe, es muy difícil llegar a fin de mes. "Los funcionarios estamos muy indignados porque no es justo que nos bajen el sueldo, ya que algunos no podemos ni tirar con el que tenemos". Asimismo remarca que no se trata de un dinero extra "para irse de vacaciones", sino que es fundamental para sostenerse económicamente.

Así, cada mes va "tirando" como puede para poder hacerse cargo del pago de la hipoteca de su casa, de unos 200 euros a los que tiene que sumar la factura de la luz, del agua, la comunidad y la comida. Además, Resurrección Martínez está separada desde hace 12 años y explica "que nunca recibió ni un céntimo" por parte de su ex marido ya fallecido, pues él nunca ingresó la pensión correspondiente por sus dos hijos, ni ahora la recibe por su defunción por lo que ahora simplemente sobrevive junto a sus hijos para llegar a fin de mes.

Todas estas circunstancias han llevado a Resurrección a eliminar gastos, como por ejemplo el desayuno diario que tomaba en la cafetería, que ha cambiado por un bocadillo de chopped que trae de su casa. "Sale mucho más económico comprar un poco de embutido en el supermercado por un euro y pico que te dura toda una semana, que tomar todos los días un café en un establecimiento", explica.

Sus dos hijos que viven con ella, tampoco pueden ayudar demasiado. "Mi hijo mayor ha empezado a cobrar una prestación por desempleo, pero no encuentra trabajo y empieza a estar muy desmotivado. Yo suelo darle para sus gastos ya que apenas si se mantiene. El pequeño está estudiando peluquería en un centro subvencionado por la Junta de Andalucía, aunque cuando empezó en el Instituto Aydanamar sí que tuve que pagar para comprar materiales y libros".

Es por ello que Resurrección relata angustiada, que "de no arreglarse la situación económica "finalmente tendremos que volver al campo y recoger la aceituna", empleo que también le parece difícil desempeñar, pues sufre de fibromalgia y tiene prohibido, por el bien de su salud, realizar esfuerzos físicos.

Con respecto a las reacciones generales ante el paquete de medidas relata que "los ciudadanos estamos de momento pacíficos, pero va a llegar un momento en que va a arder Troya". Pues ella no cree que "se vaya a solucionar una crisis quitando dinero a los funcionarios y a la gente de a pie", recalca.

Además según su opinión, si su situación económica es preocupante, hay otras personas que están mucho peor. "Hay padres de familia con varios hijos que viven con una prestación que no llega ni a los 400 euros, es casi imposible". Como solución, Resurrección Martínez insta a los altos cargos del Gobierno a que sean ellos los que intenten vivir cada mes con estos sueldos. "Ellos cobran unos 4.000 ó 5.000 euros al mes; me pregunto qué harían con menos de 1.000. No hay derecho".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios