Un pedazo de Marte en Huelva

  • El hallazgo de gas metano asemeja las condiciones del río Tinto al planeta rojo

Los científicos de la NASA y del Centro de Astrobiología de España que simulan la búsqueda de vida en Marte en Huelva han tenido "la gran sorpresa" de encontrar gas metano, lo que asemeja aún más las condiciones del río Tinto a las marcianas, afirma el investigador del proyecto Ricardo Amils.

Amils, catedrático de Microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y científico del Centro de Astrobiología, explica en una entrevista a Efe que el proyecto Marte, que comenzó en 2003, ha culminado la fase de obtención de muestras del subsuelo, en la denominada Faja Pirítica Ibérica, y ahora se analizan desde el punto de vista geológico y microbiológico.

El resultado del análisis de los cultivos obtenidos puede tardar más de un año, pero el científico explicó que han aparecido "algunas sorpresas que son un regalo para la ciencia" y que además han sido coincidentes en el tiempo, como el hallazgo de metano en la atmósfera de Marte y en el subsuelo del río Tinto.

Para este proyecto se realizaron perforaciones de hasta 160 metros de profundidad para buscar microorganismos extremófilos (seres vivos que viven en condiciones extremas) en las fuentes del Tinto.

Las bacterias de este río tienen un papel importante en el mantenimiento de las condiciones de acidez al metabolizar el hierro y el azufre, lo que le da el color rojo profundo, y los científicos preveían encontrar bacterias similares en el subsuelo, donde el agua subterránea interactúa con minerales de hierro y azufre.

Sin embargo, no esperaban encontrar metano en un lugar con una alta presencia de hierro, por lo que los científicos se han sorprendido ante el hallazgo de este gas y de bacterias capaces de producirlo, apunta Ricardo Amils. Aunque las causas de esta aparición se desconocen, el microbiólogo adelantó que la próxima fases es "aprender cómo lo hacen" las bacterias para producir el gas.

Amils señaló que una parte importante de los datos se analizan en el Centro de Astrobiología, y la NASA se ocupa preferentemente del estudio geológico y geoquímico, pues allí trabajan los investigadores relacionados con el envío de las sondas a Marte.

El desarrollo futuro del proyecto Marte consistirá en volver a perforar en el río Tinto "sabiendo lo que queremos estudiar, y ahí los datos serán más duros", señala Amils.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios