Los pequeños constructores quedan fuera del Pacto por la Vivienda

  • Sólo podrán optar a los terrenos destinados a viviendas protegidas las personas físicas o jurídicas que acrediten una experiencia de al menos diez años como promotor de viviendas

Comentarios 4

La Junta de Andalucía dejará fuera de los concursos de suelo para la construcción de vivienda de protección oficial derivados del Pacto por la Vivienda a un buen número de sociedades mercantiles y gestoras de cooperativas que, sencillamente, no podrán presentar oferta. Nada más firmarse el gran acuerdo marco del Gobierno andaluz, la Empresa Pública de Suelo de Andalucía, dependiente de la Consejería de Obras Públicas, sacó al mercado un paquete de terrenos en todas las provincias con el objetivo de visualizar la apuesta de la Administración autonómica, que pretende incrementar la construcción de viviendas protegidas con el objetivo de intervenir en el mercado. En toda Andalucía, la Junta tiene abierto un proceso de venta de solares para construir hasta 7.000 viviendas.

Los primeros pliegos, en los que se establecen las condiciones de venta, incluyen una cláusula que selecciona a las empresas con derecho a realizar una oferta. Así, los documentos oficiales publicados aseguran que sólo podrán optar a estos terrenos las personas físicas o jurídicas que acrediten una experiencia de al menos diez años como promotor de viviendas. Sólo esa cláusula deja fuera de juego a cientos de empresas en el conjunto de la comunidad autónoma andaluza.

Durante la pasada década, se ha producido un fuerte impulso a la creación de sociedades mercantiles dedicadas a la promoción de viviendas aprovechando el ciclo alto de la actividad inmobiliaria. El sector se ha engrosado con empresas de todo signo, como propietarios de suelo que pretendían exprimir las plusvalías de su patrimonio o sociedades dedicadas inicialmente a algún oficio concreto de la construcción que daban el salto a la promoción de viviendas.

Además de una experiencia previa, los pliegos de condiciones de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía requieren a las empresas que hayan construido una serie de viviendas determinadas de forma que su solvencia quede contrastada. En concreto, la Junta reclama a las empresas que demuestren que han levantado el triple de las viviendas que figuren en el solar en el que aspiren construir. Así, si la pieza de terreno a la que optan permite la creación de cien viviendas, deben haber levantado, al menos, otras 300 con anterioridad. Hay que precisar que la mayor parte de las empresas del sector de la construcción realizan pequeñas promociones y que sólo un reducido grupo de sociedades mercantiles tiene acceso a las grandes actuaciones previstas.

Otras instituciones requieren a los ofertantes que demuestren su solvencia técnica y empresarial. En ningún caso se han incluido este tipo de elementos para el desarrollo de los solares que habitualmente se ponen en el mercado, sino que las empresas entregan únicamente un informe con sus datos económicos y técnicos. Esta cláusula tampoco se ha aplicado, por ejemplo, en los primeros concursos de adjudicación de terrenos del Pacto Local por la Vivienda de Córdoba, que pretende poner en el mercado suelo para 2.000 casas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios