El juez cree que los permisos pueden ayudar a la reinserción de Julián Muñoz

  • El ex alcalde de Marbella disfrutará de un permiso para abandonar la prisión durante tres días gracias a su "buena evolución"

Comentarios 7

El titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 9 de Andalucía, con sede en Jaén, que ha concedido al ex alcalde de Marbella Julián Muñoz un permiso para abandonar la prisión durante tres días considera que este beneficio penitenciario "puede ayudar a su reinserción".

En el auto, el juez señala que en el ex regidor concurren los requisitos necesarios para disfrutar de permisos y hace constar que Muñoz "lleva una buena evolución", por lo que estima el recurso presentado por éste contra el acuerdo de la Junta de Tratamiento de la prisión de Jaén de diciembre de 2007 en el que se denegaba dicho permiso.

El magistrado deja sin efecto dicho acuerdo y concede el permiso fijando como condiciones la presentación diaria de Muñoz a las fuerzas de seguridad, el control familiar y el disfrute del beneficio penitenciario en domicilio familiar, así como las que fije el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre donde permanece.

El ex alcalde de Marbella, que ingresó en prisión en julio de 2006 por el "Caso Malaya" pero en la actualidad cumple tres condenas por causas urbanísticas, ha obtenido además otro permiso penitenciario por parte de la cárcel malagueña que podría alcanzar hasta seis días, según han asegurado a Efe fuentes judiciales.

En este caso, fue el propio centro penitenciario quien propuso la concesión de este beneficio penitenciario, que fue aprobado en la Junta de Tratamiento de la prisión por mayoría, aunque no por unanimidad, por lo que tuvo que recibir el visto bueno del juez.

Ahora, el permiso podría tener una duración mayor, puesto que se trata del segundo solicitado por Muñoz y las medidas restrictivas serían menores a la del primero.

Una vez que el ex regidor haya recibido notificación de los permisos podrá solicitar su cumplimiento en los términos marcados por estos, aunque la prisión necesita un mínimo de cerca de 48 horas para organizar los trámites burocráticos internos para la salida del preso.

Las fuentes explicaron que posiblemente la defensa de Muñoz le aconsejará que disfrute del permiso con la mayor celeridad posible para intentar que conste en su expediente antes de que se estudie su clasificación de tercer grado el próximo 10 de abril, dado que este hecho le puede favorecer de cara a su aprobación.

Ambos permisos no pueden acumularse y disfrutar de todos los días correlativos y en algunos centros penitenciarios exigen que pase un mes entre cada permiso, según estas fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios