Los pescadores avivan las protestas y cortan el puente de Ayamonte

  • Los armadores de la costa occidental de Huelva cierran la actividad de la lonja de Isla Cristina · Los gobiernos de España, Italia, Francia y Portugal reclaman medidas urgentes a la Unión Europea

Tras cuatro días amarrados a puerto como protesta por los altos precios del combustible, los pescadores onubenses decidieron ayer hacer más visible sus protestas y cortaron durante una hora el puente internacional de Ayamonte, que conecta España y Portugal. No fue el único acto de protesta en una jornada en la que también permaneció inactiva la flota arrastrera del golfo de Cádiz, al igual que la de Adra, Almería, Carboneras y Garrucha. En toda España, según el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, fueron 1.477 buques de más de 15 metros los que permanecieron en puerto, un 59,6% del total y un descenso del 16,6% respecto al mismo día de la semana anterior.

No comparte el dato la Confederación Española de Pesca (Cepesca), que estimó que en las últimas horas ha aumentado la flota inactiva y anunció un gran paro a partir del próximo 15 junio.

Sorprendió, sin embargo, la decisión adoptada por los pescadores de los puertos de Punta del Moral, Lepe e Isla Cristina, en Huelva, que cortaron al tráfico durante más de una hora en el puente internacional de Ayamonte y procedieron a la quema de neumáticos. La protesta ocasionó atascos en la circulación de dos kilómetros en cada sentido del puente, la principal vía de conexión por el sur con el país vecino.

Los marineros se habían concentrado con anterioridad a las puertas de la lonja de Isla Cristina para convencer a los ayuntamientos de la zona sobre la situación tan crítica que atraviesan, ya que el precio del combustible sigue aumentando incluso desde que la flota está amarrada a puerto precisamente por ese problema.

El presidente de la asociación de armadores de Lepe, Antonio Carro, explicó que el sector analizará ahora las consecuencias de esta protesta. Castro dijo, poco después, que presentaba su dimisión del cargo por "no poder" hacerse responsable de la reacción de los armadores ante una situación "tan crítica".

Los pescadores de estos tres puertos onubenses optaron además por cerrar la lonja de Isla Cristina en la que venden sus productos ante la ausencia de soluciones por parte de las administraciones. Esta decisión fue adoptada en una asamblea general del sector celebrada el jueves en la localidad isleña en la que también se invitó al puerto de Punta Umbría. En esta localidad la flota del cerco y de arrastre se sumó a la protesta del resto de los puertos onubenses, pero no lo hizo la de la chirla que salió a faenar.

La lonja de Punta Umbría tampoco ha seguido las consignas de la de Isla Cristina y mantiene sus puertas abiertas, aunque como explicó el patrón mayor de los pescadores, Antonio Albarracín, porque legalmente no se puede cerrar si hay una modalidad que está faenando.

Los pescadores andaluces no han decidido aún si secundarán el paro convocado en toda España para el próximo lunes y que coincide también con una nueva protesta de los transportistas.

Las medidas anunciadas por el consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, no han convencido al sector pesquero porque se trata, a su juicio, de iniciativas adelantadas que no sirven para solucionar el problema ya que "no todas las embarcaciones pueden acoger las nuevas maquinarias para consumir menos gasoil".

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicó precisamente ayer las bases del plan de modernización de la pesca en la Comunidad, que prevé la concesión de ayudas para la mejora estructural y la modernización del sector pesquero, entre las que destacan las ayudas específicas en caso de catástrofe natural. El BOJA precisa que la cuantía de las ayudas respetará "en todo caso" los límites establecidos en la normativa comunitaria y de la Administración General del Estado y que se atendrá a "las disponibilidades presupuestarias existentes". Martín Soler aseguró el miércoles en una reunión con los pescadores que destinará 300 millones de euros hasta el año 2013 a este plan de modernización.

Los representantes de los gobiernos de España, Italia, Francia y Portugal mantuvieron ayer en Madrid una reunión para elaborar un borrador de documento con el que plantear a la UE medidas urgentes que garanticen la sostenibilidad económica del sector de la pesca, mantener el empleo, el suministro de pescados y las actividades dependientes de la pesca en las zonas costeras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios