Habrá playa canina en Camposoto

  • Un 54 por ciento de los isleños vota a favor de la iniciativa municipal En la encuesta han participado 10.415 ciudadanos

Comentarios 34

Habrá playa canina en Camposoto este verano. El gobierno municipal seguirá adelante con su decisión tras conocerse ayer los resultados de la encuesta promovida entre la ciudadanía durante junio, un sondeo en el que han participado más de 10.000 vecinos -un dato insólito- y en el que los partidarios del sí se han impuesto con 821 votos de ventaja. 

Con todo, los resultados que deja esta consulta dejan bien clara la división desencadenada en la ciudad a raíz de una propuesta municipal que ha dado mucho que hablar en las últimas semanas. Del total de 10.415 votos emitidos, un 54% ha votado a favor de la playa canina -5.618- y un 46% -4.797- lo ha hecho en contra, lo que da buena cuenta de esa polaridad. Y el resultado, a pesar de la diferencia de 800 votos, no deja de resultar ajustado.

De estos datos, que se esperaban desde que a medianoche del pasado domingo se cerrara la consulta online a través de la página web del Ayuntamiento, dio cuenta ayer el concejal de Presidencia, el socialista Conrado Rodríguez, que aludió también a los motivos que habían llevado al gobierno municipal a promover este insólito sondeo, que por primera vez se lleva a cabo en La Isla. "Se trataba de ampliar la participación ciudadana a raíz de la encuesta que había llevado a cabo el movimiento vecinal", puntualizó. 

Esta otra encuesta, promovida desde la federación de asociaciones de vecinos Isla de León tras conocerse la decisión del Consistorio de adecuar un tramo de la playa para que pudiera ser usado por los perros, se había posicionado en contra de la propuesta: 2.074 personas de 2.547 mostraron su rechazo en un sondeo que se llevó a cabo a través de los colectivos vecinales. El resultado, que llevó al movimiento vecinal a pedir al Ayuntamiento que diera marcha atrás con esta iniciativa, se conoció a finales de mayo. La decisión que entonces adoptó el equipo de gobierno fue la de ampliar dicha participación con una nueva encuesta que abarcara un espectro más amplio de la población además de las propias asociaciones de vecinos. 

Para votar -recordó Conrado Rodríguez- han existido tres posibilidades: a través de las urnas que se han puesto a disposición de los ciudadanos en las asambleas llevadas a cabo también en junio, mediante el Registro Municipal y online, haciendo uso de la web municipal, que ha sido la opción favorita. El uso de internet -es la primera vez que se ha utilizado con esta finalidad en el Ayuntamiento- ha permitido que se alcanzara un récord de participación, aunque también ha tenido sus inconvenientes. Entre ellos, el grado de fiabilidad de la consulta, que es menor al tratarse de una consulta digital y no física. Los requisitos que se pedían para votar eran ser mayor de 16 años y estar empadronados en La Isla, además de registrarse con el DNI, lo que no impide que aquellos que tuvieran acceso a otros DNI reales  (familiares, listados, bases de datos, etc...) pudieran votar con datos de otras personas. 

Desde el equipo de gobierno, más allá de las garantías de la plataforma digital, se ha recordado en todo caso que se trata de una consulta que se lleva a cabo por primera vez, con el propósito de sondear la opinión de los ciudadanos y de brindarles la posibilidad de posicionarse acerca de un tema muy concreto: la propuesta de adecuar un tramo de la playa para que pueda ser usado por los perros. El resultado de la encuesta, de hecho, es vinculante porque así lo ha querido el propio ejecutivo municipal. 

La consulta, por otro lado, ha dejado algunos datos curiosos. Entre ellos, que las mujeres han sido más proclives a la participación que los hombres. Han sido mayoría: 5.525. También la edad media de los votantes. El perfil mayoritario se ubica entre los 16 y los 30 años. 

La playa canina -adelantó también el concejal de Presidencia- comenzará a adecuarse próximamente con la colocación de los paneles informativos, señalización y del recinto vallado donde se podrán soltar los perros. Se espera que en unos siete u ocho días pueda estar operativa.

La propuesta, se insistió desde el Ayuntamiento, tiene también desde mediados de mayo la autorización de la Delegación Territorial de Medio Ambiente para llevarse a cabo. El Ayuntamiento, de hecho, se ha aferrado a la excepción que contempla la norma -bastante restrictiva, por cierto- para tramitar la correspondiente solicitud ante la Junta de Andalucía. Eso implica la prohibición expresa del baño a las personas en el tramo de playa reservado a los perros. La zona en cuestión, a la que se accederá de forma exclusiva a través del sendero peatonal de la Punta del Boquerón, se sitúa a kilómetro y medio de la Punta del Boquerón y a bastante distancia del último acceso a la playa y de los dos kilómetros equipados y habilitados para los bañistas. 

El tramo de Camposoto que se reservará a la playa canina ocupará una superficie de 5.000 metros cuadrado y, obligatoriamente, los perros tendrán que estar sujetos con correa en la arena o en el agua. Solo podrán estar sueltos dentro de un recinto vallado y especialmente acotado de 1.125 metros cuadrados. Evidentemente, los propietarios de las mascotas están obligados a recoger sus deposiciones y a mantener limpio el entorno. Aunque, por otro lado, la zona será también objeto de una especial atención por parte de los servicios de limpieza. Habrá un servicio especial que velará por el cumplimiento de todas las garantías higiénico-sanitarias, lo que incluirá el volteo periódico de la arena realizado con máquinas limpiaplayas, el tratamiento periódico de desinfección de arena, así como labores de limpieza manual. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios