El precio de un desnudo

  • El Ayuntamiento de Cádiz multa con 750 euros a quien tome el sol sin bañador en sus playas · Discrepancias en las organizaciones nudistas sobre las zonas acotadas

El nudismo sale caro en cualquier playa del término municipal de Cádiz, ni siquiera en la de Cortadura, alejada del casco urbano, ya a las afueras de la capital. El Ayuntamiento que preside Teófila Martínez sanciona con 750 euros a la persona que tome el sol completamente desnudo en aplicación de una ordenanza muncipal aprobada a mediados del mes pasado. Es la primera vez que ocurre algo así en Andalucía a nivel de capital de provincia desde que se legalizara el naturismo en 1989.

La polémica brilla en la playa con todo su esplendor. Nunca mejor dicho. Las playas gaditanas de Santa María del Mar, La Caleta y La Victoria, según las actuales ordenanzas, son consideradas urbanas y el nudismo está prohibido. La única playa que permitiría la práctica naturista sería la playa de Cortadura, pero de momento no hay ninguna zona habilitada para tal fin. Pues acotar una parte del arenal en la que quien lo desee pueda prescindir del bañador, tampoco parece la solución. De momento.

Porque ante la idea del Ayuntamiento de Cádiz de habilitar una parcela en la playa de Cortadura destinada a la práctica nudista, ni siquiera las organizaciones naturistas consiguen ponerse de acuerdo. Rafael Ortiz, presidente de la Asociación Naturista-Nudista de Andalucía (Anna) lo tiene muy claro al considerar "negativa la medida, porque no se deben hacer guetos y mucho menos a causa de una actividad que legalmente está permitida en cualquier espacio público".

Su opinión es compartida por un alto porcentaje de los miembros de la asociación, que cuenta con 220 integrantes. La discrepancia la ponen aquellas personas que sí prefieren un espacio reservado para su afición a estar en la playa desnudas. "Algunos están de acuerdo con la habilitación de la zona, pues la consideran una solución contra los mirones", explica Ortiz.

La ausencia de dicha zona exclusiva y la prohibición de ir sin ropa no son las únicas razones que están alterando las vacaciones a los miembros de este colectivo. Uno de los argumentos que más tienen que escuchar los nudistas es que "para los menores la visión de cuerpos desnudos no es recomendable. Y ésta es una razón absurda, ya que los niños no tienen por qué considerar una indecencia la visión de los genitales", asegura el presidente de Anna.

Además, la normativa no está libre de incertidumbre, y los defensores del nudismo consideran que se presta a la confusión, al no especificar si también va dirigida a las mujeres que toman el sol en top- less o, rizando el rizo, si tampoco los niños pueden estar en la playa sin bañador.

Basándose en el carácter anticonstitucional de la medida aprobada por el Ayuntamiento gaditano, la Federación Española de Naturismo tiene previsto recurrir la ordenanza dispuesta a "llegar hasta el final, ya que los ayuntamientos no pueden sacar las normas que les dé la gana e intentar restablecer delitos abolidos del Código Penal", aseguró el presidente de la Federación, Ismael Rodrigo.

Las estadísticas están a favor de los nudistas. Cádiz es la última ciudad española en la que se ha querido prohibir la presencia de personas desnudas en sus playas, después de que Alicante, Guecho (Vizcaya), Tenerife y el municipio catalán de Vilanova lo intentaran el año pasado. Los naturistas ganaron el pulso a los ayuntamientos en todos los casos.

Las asociaciones de naturistas han elaborado un documento con recomendaciones sobre cómo actuar en el caso de que los nudistas tengan alguna disputa o encontronazo con las autoridades. Sobre todo se recomienda la ausencia de gritos y amenzas, además de no ofrecer resistencia si se procede a la detención ya que sería un arresto ilegal.

Hasta que se solucione el conflicto con el Ayuntamiento de Cádiz, los naturistas que tenían pensamiento de pasar las vacaciones veraniegas en las playas de la capital gaditana deberán tener la cartera más o menos abultada dependiendo de la zona donde planten la sombrilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios