El preso al que una juez dejó un año más en prisión apela al Supremo

  • Pide una indemnización mayor por el perjuicio que le supuso el olvido de la juez

José Campoy, el preso que pasó más de un año en la cárcel por un delito del que fue absuelto después de que la juez de Motril Adelina Entrena olvidara ordenar su libertad, ha presentado un recurso ante el Tribunal Supremo para que se aumente la indemnización que iba a recibir.

Su abogado, Marcos García-Montes, informó que aunque comparten básicamente la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que condenó a Entrena a la pena de un año de suspensión de sus funciones judiciales, consideran que la indemnización de 103.000 euros fijada resulta "insuficiente".

Por ello, ha presentado ante el Supremo un recurso de casación en el que, de acuerdo con las graves secuelas y trastornos psicológicos que padece Campoy -y que, según el letrado, constataron en el juicio entre otros el médico forense Jose Antonio García Andrade-, solicita que la indemnización se eleve a 350.000 euros.

El recurso presentado por Campoy se suma a los elevados por la propia jueza, quien presentó un recurso para que se anulara su expulsión de la carrera judicial y, por otra, también recurrió la resolución del TSJA que la condenó penalmente por este caso. El alto Tribunal andaluz condenó a la jueza a un año de suspensión y a que indemnizara con 103.000 euros a este preso preventivo, que pasó más de un año en la cárcel por un delito del que había sido absuelto. El TSJA la consideró autora de un delito contra la libertad individual de las personas cometido por funcionario público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios