El juez envía a prisión a la madre del niño ahogado en el Guadalquivir en Córdoba

  • La mujer declara que se trató de un accidente y su abogado solicita un informe médico

El Juzgado de Instrucción número 5 de Córdoba ordenó ayer el ingreso en prisión preventiva, comunicada y sin fianza para la madre del niño de 4 años que el viernes por la noche falleció ahogado en el Guadalquivir, a su paso por la capital cordobesa. El juez le imputa un delito de homicidio con agravante de parentesco. La mujer, que también fue rescatada del río, fue llevada el sábado por la noche a los calabozos de la comisaría de Campo Madre de Dios tras recibir el alta en el Hospital Universitario Reina Sofía. Ayer por la mañana, los agentes la trasladaron al juzgado de guardia, donde compareció durante dos horas y media.

La mujer sostuvo que "se cayó con su hijo al río" y que todo fue un "accidente", según informó su abogado, Raúl Arroyo. El letrado ha solicitado un informe médico psiquiátrico, que será clave para determinar la "imputabilidad" de la detenida, pues el resultado del primer informe facultativo apuntaría a esta línea. La mujer ingresó ya por la tarde en la cárcel de Alcolea, donde se le aplicó el protocolo contra suicidios, según informaron fuentes penitenciarias.

La versión defendida por la progenitora contradice la hipótesis sostenida por el Cuerpo Nacional de Policía, que informó el sábado de que los indicios y las gestiones realizadas apuntaban a un caso de autólisis en el que, al final, la víctima habría sido el menor. El suceso se desencadenó sobre las 23:00 del viernes en el puente de Miraflores. El subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, se refirió a testimonios de personas que hablaban del "intento intencionado" de la mujer, si bien ésta defendió ayer ante el juez de guardia que lo que ocurrió fue un accidente.

La arrestada tiene siete hermanos y, al parecer, es madre de otros dos hijos de una relación anterior, aunque no tiene relación con ellos. Su familia, de Córdoba, se trasladó a Barcelona, donde ella creció. Regresó hace unos años y compartió vivienda con su madre, hasta que falleció. Entonces se fue de alquiler a Ciudad Jardín. Las dificultades económicas que soportaba -recibía ayuda puntual de algunos familiares- la llevaron a acumular siete meses de impagos, por lo que el casero, al parecer, le habría comunicado el mismo viernes que tenía que abandonar el alojamiento. Ese mismo día, por la noche, llamó a una de sus hermanas y le dijo: "Te quiero mucho". La siguiente información que tiene la familia de ella es la posterior al suceso.

La detenida había solicitado una pensión por invalidez debido a una lesión que padece en la columna y, según indicó un allegado a la familia, había protagonizado otros intentos de suicido con anterioridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios