El propietario de Astipesca presenta suspensión de pagos de los 350 trabajadores de sus 3 empresas

  • El sindicalista Juan José Gómez ha señalado que "parece que la empresa va a presentar un expediente de regulación de empleo en las próximas horas"

El propietario de Astipesca S.A, cuyas embarcaciones han permanecido durante más de un mes con la tripulación ancladas en los puertos de Santo Tomé y Gambia, ha presentado una suspensión de pagos de los alrededor de 350 empleados directos con que cuenta en sus tres grupos de empresa, ya que, además de Astipesca, es propietario de Gabrielitos S.A. y de Gabrielitos del Mar S.A., un frigorífico con que cuenta en el Muelle de Levante de Huelva.

El secretario general de la Federación de Transportes, Comunicaciones y Mar de UGT en Andalucía, Juan José Gómez, lamentó que se hayan confirmado las "sospechas" surgidas a raíz del conocimiento de la situación de los tripulantes que han permanecido un mes en tierras africanas.

Y es que, según recordó, la tripulación del mercante de la empresa 'Hermanos Pinzón', que se encarga de recoger el marisco de los países en los que opera la entidad y traerlos a Huelva, presentaron el pasado lunes una denuncia ante la Inspección de Trabajo por un posible "despido tácito", ya que "llevan dos meses parados en el puerto privado de Astilleros sin trabajo y con casi dos meses por cobrar".

En este sentido, indicó que, además, "parece que la empresa va a presentar un expediente de regulación de empleo en las próximas horas", del que destacó que "habrá que estudiar a los trabajadores que afecta, ya que, en el caso de que trabajadores no indefinidos queden fuera, se iniciaría la petición de ejecución de despido tácito".

De la misma forma, aunque destacó que la intención de la empresa "parece que es la de pagar los salarios", indicó que se presentará una reclamación ante el Juzgado de lo Social para "reclamar las nóminas pendientes --dos meses en algunos casos-- en función de la suspensión de pagos ya presentada, de forma que los trabajadores no pierdan su dinero".

La intención de UGT, según expresó, es que "la empresa no cierre y no se pierda empleo, ya que la presentación de esta suspensión y de un expediente no quiere decir necesariamente que vaya a cesar su actividad, ya que los empleados de oficina siguen desempeñando sus labores", tras lo que confió en que esta situación "se solucione lo antes posible porque los trabajadores están desesperados".

El grupo de empresas cuenta con 40 barcos, de los que diez están en Las Palmas y nueve en Santo Tomé. También trabaja en países como Guinea, Senegal, Marruecos, Mauritania y Angola.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios