La rebaja del impuesto de Sucesiones entra en vigor con la aplicación del presupuesto

  • Las cuentas de la Junta para este año recogen un aumento del 3,9% en las políticas de gasto

Juan Marín felicita a María Jesús Montero tras la aprobación del presupuesto de la Junta en el Parlamento. Juan Marín felicita a María Jesús Montero tras la aprobación del presupuesto de la Junta en el Parlamento.

Juan Marín felicita a María Jesús Montero tras la aprobación del presupuesto de la Junta en el Parlamento. / julio muñoz / efe

Comentarios 6

El presupuesto de la comunidad autónoma andaluza para 2018, con una dotación de 34.759 millones de euros, entró ayer en vigor oficialmente con un crecimiento del 3,9% en las políticas de gasto y la aplicación de una importante rebaja del impuesto de Sucesiones. El Gobierno andaluz destacó la puesta en marcha de este presupuesto con partidas "que destacan por su marcado carácter social, trasladando el crecimiento de la actividad económica a las familias, mediante la revitalización de los servicios públicos, la recuperación y ampliación de derechos y la creación de empleo".

El presupuesto dedica ocho de cada diez euros a gasto social, "con crecimientos significativos en las políticas de salud, educación y dependencia", además de que "se consagran nuevos derechos para los andaluces como la Renta Mínima de Inserción Social, dotada con 198 millones de euros, o la bonificación de las matrículas universitarias, tanto de grado como de máster".

Asimismo, entra en vigor una nueva reforma del Impuesto de Sucesiones "dirigida a las clases medias, que corrige el error de salto y sitúa el mínimo exento en un millón de euros, mejora la tributación de las personas con discapacidad y amplía la reducción autonómica para la constitución o ampliación de empresas en donaciones a parientes directos".

El gasto no financiero, es decir, el que se destina a financiar las políticas públicas registra un aumento efectivo de 1.151 millones de euros, un 3,9% más, hasta situarse en 30.628,9 millones de euros, mientras que "el gasto social absorbe el 83% del Presupuesto y crece un 4,8%, por encima del conjunto de las políticas".

Sanidad, con una dotación de 9.809 millones, dispondrá de 505 millones más en 2018 y un incremento del 5,4 %, para profundizar en la universalidad y la equidad del sistema sanitario público, mientras que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) alcanza el presupuesto más elevado de su historia: 9.013 millones de euros.

Educación contará con 7.527 millones de euros, un 3,8 % más, de los que 6.329 millones se destinan a la enseñanza no universitaria que, en dos años superará los 100.000 docentes.

El empleo y el crecimiento económico "se mantienen como las grandes prioridades de la comunidad autónoma", y en 2018 se dedican 2.183 millones de euros, 69 millones más que en el ejercicio anterior, a partidas dirigidas a dinamizar la economía y fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo. Según las cuentas autonómicas, en 2018 ningún empleado público a tiempo completo de la Junta de Andalucía cobrará por debajo de mil euros al mes, mientras que está consignada una subida salarial del 1,5 %, pendiente de la aprobación por los Presupuestos Generales del Estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios