Un ex alto cargo reclama que se aporte el informe sobre las "primas infladas" de los ERE

  • Los peritos de la Dirección General de Seguros cifraron en 66 millones de euros las sobrecomisiones de las ayudas

Antonio Vicente Lozano en 2013. Antonio Vicente Lozano en 2013.

Antonio Vicente Lozano en 2013. / josé ángel garcía

La defensa del ex director general de Presupuestos de la Junta Antonio Vicente Lozano ha pedido a la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, que la próxima semana inicia el juicio por el denominado "procedimiento específico" de los ERE, que se solicite al juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla el informe encargado a la Dirección General de Seguros sobre las "primas infladas", es decir, sobre las pólizas abonadas por la Junta de Andalucía en las que la prima de las mismas superaba el coste de mercado, y se realice una "cuantificación global del perjuicio total ocasionado en este concepto a la Junta de Andalucía".

El abogado José María Mohedano, que representa a este ex alto cargo y también al ex presidente de la Junta José Antonio Griñán, señala en un escrito de alegaciones presentado al tribunal que el informe de la Dirección General de Seguros que se solicita "no es el mismo que el propuesto por la Fiscalía", puesto que el informe solicitado es posterior a abril de 2017, fecha en la que el juzgado de instrucción requirió a los peritos para que remitirán este segundo informe.

Los dos peritos de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones ratificaron en julio de 2015 en el juzgado su informe en el que cifran en 66.155.573,51 euros las sobrecomisiones que se pagaron por encima de la media de mercado en las pólizas de prejubilaciones vinculadas a los ERE financiados por la Junta de Andalucía.

Los peritos ratificaron su primer informe sobre las mediadoras Vitalia y Uniter, que gestionaban las pólizas de los prejubilados financiadas con fondos públicos, así como un segundo informe complementario y varios peritajes específicos sobre algunas de las pólizas firmadas por la Junta.

El informe destaca que en la mayor parte de las pólizas la comisión percibida por los mediadores en el periodo investigado (2000-2011) ha sido "significativamente superior" a la media del mercado, que se situaba en el 2%, mientras que en las ayudas investigadas se alcanzó en algunos casos incluso el 12%.

De esos 66,1 millones, la mayor parte, 36.228.300,1 euros fueron percibidos por las entidades vinculadas a Vitalia, (Vitalia, Holding Europeo Tindex, Irson, Resturine, Morgan & Meyer, Rokiblau y Dreamhouses Invest).

El grupo Uniter (Uniter e Ingotor) recibió 29.804.937,2 euros, mientras que otros mediadores que intervinieron un carácter marginal fueron Atlantis, que recibió comisiones por importe de 50.918,3 euros, y Expert Ejecutivos, por 71.417,9 euros.

Entre las irregularidades que detectan los peritos de la Dirección General de Seguros se encuentran la "actuación de agentes de seguros exclusivos simultáneamente para varias entidades aseguradoras, el pago de comisiones a varios mediadores por la misma póliza, el pago de comisiones a un mediador sin que conste un contrato de agencia, y la existencia de tomadores impropios en las pólizas intermediadas y la no identificación adecuada del mediador en las pólizas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios