La reforma de la tasa consolida el pacto entre socialistas y Ciudadanos

  • Susana Díaz se congratula por cumplir sus compromisos en materia impositiva y critica el "circo" montado en torno al gravamen

Comentarios 12

Está "contenta" Susana Díaz después del acuerdo logrado por su partido con Ciudadanos para poner en marcha la reforma del impuesto de Sucesiones y Donaciones. La mandataria andaluza calificó de "buen acuerdo" el documento consensuado con la formación naranja, que ve cumplida una de sus reivindicaciones recurrentes en el último año. De esta manera se espantan algunos de los fantasmas que planearon sobre el acuerdo que llevó a Díaz a San Telmo, que comenzó con la investidura de la presidenta y continuó después con la aprobación de los Presupuestos de 2016.

La mandataria andaluza estuvo ayer en Chiclana, donde se congratuló por haber cumplido en poco más de un año de legislatura sus promesas en materia fiscal, pero se mostró especialmente "satisfecha" por "haber corregido el salto" del polémico gravamen y ayudar a "los trabajadores y la clase media". "Algunos han querido hacer un circo para que los muy ricos no paguen y eso no lo iba a permitir, pero entendía en la campaña a la gente que me mostraba su preocupación por lo que iba a pasar con la herencia de sus padres, sus explotaciones agrarias o sus empresas familiares", apostilló Díaz.

Mucho más efusivo fue el líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín, que aseguró que "Andalucía hace historia en materia fiscal" por el acuerdo firmado ayer con el PSOE. El mandatario de la formación naranja destacó la dificultad de lograr el pacto y reivindicó la labor de su partido. "Ciudadanos demuestra que es útil para Andalucía", sentenció Marín.

Sin embargo, no todo el mundo está satisfecho por la reforma del impuesto de Sucesiones y Donaciones. A pesar de considerarlo "positivo", Juanma Moreno criticó el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos porque le parece "claramente insuficiente". Según el presidente de los populares andaluces, la reforma anunciada ayer es "ir a lo mínimo", mientras que la propuesta presentada por su partido significa "aspirar a lo máximo", en referencia a su iniciativa de bonificar el gravamen al 99%.

Además, el mandatario popular aprovechó para tachar la presentación de la medida de electoralista y se arrogó el mérito de "mover al PSOE y Ciudadanos" para poner en marcha la modificación. Sin embargo, Moreno anunció que su partido continuará con la campaña de recogida de firmas iniciada hace varios meses por su partido -y que ya cuenta con 326.000 apoyos, según desveló el líder popular-. para reducir aún más el impuesto.

También desde la oposición, pero del lado opuesto del arco ideológico, IU cargó directamente contra Susana Díaz, a quien acusó de que "se quiere sacar el carné de Ciudadanos". La portavoz adjunta de la federación de izquierdas en el Parlamento andaluz, Elena Cortés, criticó a la presidenta de la Junta por estar "empeñada en una carrera con el PP" para bajar los impuestos, una medida que, a su juicio, "agujerea" la Hacienda andaluza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios