"La ruptura de IU en Andalucía ya estaba prevista por Llamazares"

  • El aspirante onubense sostiene que las expulsiones de tres andaluces de la Presidencia Federal evidencian que se había marcado una estrategia de división

Comentarios 24

Diego Valderas no quiere perder "ni un minuto más" en las cuestiones internas del partido. Quiere afrontar ya, y desde la "unidad", la carrera electoral en la que es candidato de IU a la Presidencia de la Junta, pero no logra abstraerse a los "tambores" de guerra que resuenan desde Madrid.

-Cierran la crisis en Andalucía con un 85 por ciento de respaldo a candidaturas y programa, y ahora se abre otro frente.

-La Asamblea Andaluza se ha resuelto de forma ejemplar y no ha habido federación de IU que no lo haya valorado. Pero la Presidencia Federal no lo ha hecho. Me ha apenado su resolución de destituir a tres andaluces: Felipe Alcaraz, Willy Meyer y Manuel Monereo. Alguien pensaba que la Asamblea se iba a resolver desde la ruptura, incluso diría que se tenía prevista, y al observar que ha sido lo contrario, que imperó la cordura, han tomado un camino innombrable. No vamos a prestarnos a ese juego y seguiremos con firmeza en la unidad, porque nadie va a quebrar lo logrado en esa asamblea. Quien en la dirección federal había marcado la estrategia de ruptura ha fracasado ahora y después del 9 de marzo.

-Entonces el rumor de una asamblea paralela era cierto.

-Existía ese rumor y la constatación está en ese camino emprendido por la Presidencia Federal, pero no en su conjunto, sólo el 50 por ciento. Seis federaciones importantes, Aragón, Valencia, Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia, y a regañadientes, quedó fuera Cataluña, estuvieron en contra de esta resolución falta de lógica que supone el cese de tres personas que representan el 40 por ciento del proyecto.

-Entonces es algo más que la pataleta infantil que dijo.

-Soy de términos suaves, soy la cara amable de la política, los adjetivos intento usarlos adecuadamente, y no hacer daño. Por eso digo que a tambores de conflicto, violines para amansar. Voy a seguir en esa línea y si alguien pretende el suicidio colectivo de IU, no podré estar de acuerdo.

-Ese suicidio tiene un inductor con nombre y apellido.

-No quiero poner nombres, pero sí hay un responsable: el máximo dirigente de IU. A la Asamblea Andaluza se llegó como se llegó, y el máximo responsable debía ser el coordinador general. Creo que he sido responsable para lo bueno y lo malo, y al final todo superado. Por eso, pido a Gaspar Llamazares el mismo esfuerzo, porque el adversario son PP y PSOE.

-¿Cree que está dispuesto?

-Espero que reflexione, y que salga de su mutismo político. En la Presidencia Federal, en una situación tan excepcional, se permitió el lujo de estar callado.

-Su propósito de enmienda de dejar de lado las crisis para abordar el programa falla.

-No me voy a parar ni un minuto más en esa cuestiones internas. A la sociedad le podría preocupar, pero le preocuparía más no tener una propuesta. Tenemos más de cien y a partir de ahora las expondremos a los andaluces, y si alguien nos quiere distraer con otros temas, no vamos a caer.

-Muchas voces y un mismo discurso. ¿Y el candidato por Sevilla Juan Manuel Sánchez Gordillo?

-Él tiene un discurso más encendido, pero el acuerdo alcanzado en la Asamblea lleva aparejado el compromiso de un discurso político unitario y nadie estará fuera. Sánchez Gordillo es una persona responsable y cuando acepta un acuerdo, sabe cumplirlo.

-De ANV no se oirá nada.

-Sánchez Gordillo y el CUT distan mucho de estas posiciones, pero es el sello que se les ha querido poner en muchas ocasiones.

-Dos fracasos como candidato por Huelva. ¿A la tercera va la vencida?

-Esta vez no me veo fuera del Parlamento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios