La ruptura del tripartito de Marbella abre la puerta de la Alcaldía al PP

  • El partido local OSP, enfrentado con Podemos, apoyará la moción de censura contra el alcalde socialista José Bernal

El alcalde de Marbella, José Bernal, compareció ayer junto a los concejales del grupo socialista y varios cargos de confianza del partido. El alcalde de Marbella, José Bernal, compareció ayer junto a los concejales del grupo socialista y varios cargos de confianza del partido.

El alcalde de Marbella, José Bernal, compareció ayer junto a los concejales del grupo socialista y varios cargos de confianza del partido. / m. G.

El PSOE está a punto de perder la Alcaldía de Marbella dos años después de arrebatársela a Ángeles Muñoz, del Partido Popular, en las elecciones municipales de 2015. El tripartito formado por PSOE, IU y el partido local Opción Sampedreña (OSP) que sostenía al regidor socialista José Bernal, se rompió el pasado viernes después de que los dos ediles de OSP anunciaran su apoyo a una moción de censura del PP que acabará devolviendo el bastón de mando a Ángeles Muñoz. La decisión de OSP supone un giro de 180 grados a la política marbellí ya que hace apenas diez días habían anunciado que renovaban el pacto de gobierno para los próximos dos años.

Los dos concejales de OSP, Rafael Piña y Manuel Osorio, explicaron que la ruptura de su relación con sus socios en el Ejecutivo local se debe a las desavenencias con Costa de Sol Sí Puede (CSSP), la formación vinculada a Podemos que mantenía hasta ahora un acuerdo de apoyos puntuales al equipo de Gobierno.

"Es muy difícil trabajar con alguien que apoya a un equipo de gobierno, pero no está dentro de él", señaló Rafael Piña, en referencia a la marca local de Podemos. "No se entera de la gestión, no está en el día a día y no sabe de las dificultades que entraña hacer cualquier cosa. Así es imposible. Nosotros estuvimos cuatro años en la oposición y no tiene nada que ver estar en la política desde la oposición o estar en el tajo. Muchas veces, CSSP piden cosas que no tienen solidez", señaló.

El alcalde de Marbella, que compareció ayer junto a los siete ediles del grupo socialista y varios cargos de confianza, aseguró que no hay motivos para la moción de censura y que "no ha quedado suficientemente explicada" por parte de OSP. José Bernal consideró "una excusa" que se cargue contra CSSP, cuyos dos votos son necesarios para que el equipo de gobierno saque adelante sus proyectos, entre ellos, los presupuestos municipales. Asimismo, admitió sentirse "herido" por la decisión de sus hasta ahora socios. "Me cuesta entender que aquellos con quienes hemos luchado juntos para recuperar la legalidad en nuestro pueblo se lo entreguen a cambio de nada al PP", manifestó Bernal.

Por su parte, la ex alcaldesa Ángeles Muñoz se pronunció a través de su cuenta de Twitter, asegurando que "si se dan las circunstancias" de volver al Ayuntamiento, lo harán "como siempre desde la responsabilidad". En cambio, el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, evitó ayer hacer declaraciones a la espera de que se firme la moción de censura.

Desde la Junta, el consejero de Empleo, Javier Carnero, resaltó que la ruptura del tripartito y el cambio en el Gobierno local de Marbella "supone desgraciadamente una vuelta atrás a una época oscura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios