Francisco Tapia, Presidente de la confederación Hidrográfica del Guadalquivir

"Con la sequía, las cosas difícilmente pueden ponerse peor de lo que están"

  • El responsable del Guadalquivir confía en que la falta de recursos no afecte al abastecimiento urbano y analiza los pasos dados para el traspaso de la cuenca

Comentarios 3

Francisco Tapia, desde su despacho, interrumpe de vez en cuando su discurso ante la fuerza de los chaparrones. "Ojalá cayera esto en Jaén", indica con la resignación de quien lucha contra los elementos. Aguas de abril que ayudan a paliar la actual sequía.

-Acaban de cerrar una legislatura especialmente complicada.

-Cierto, toda ella gestionando la sequía, aunque hemos contado con herramientas que no disponíamos en el pasado, como un protocolo que se aprobó con mucha rapidez, y un plan especial que requería más tiempo. Tenemos criterios y directrices para guiarnos en la gestión de un fenómeno que no debemos considerar tan anormal en Andalucía.


-Cuatro años con más de mil millones de euros de inversión. Buena parte de ellos para obras de emergencia.

-Y aun así aún nos queda por hacer, por ejemplo, en Jaén y Granada. Sólo estas últimas actuaciones suponen invertir ocho millones de euros. Junto a las obras de emergencia hemos utilizado otros elementos como el protocolo, el acuerdo por el agua firmado con 40 entidades o la cesión de derechos entre usuarios. Todo esto nos ha permitido afrontar cuatro años sin que los abastecimientos y la producción agraria en el Guadalquivir se resientan.


-Pero los recursos ya son pocos. ¿Cómo ve el panorama tras el verano?

-Todo depende de cómo concluya la primavera. Las cosas difícilmente pueden ponerse peor de lo que ya están, con unas restricciones muy importantes en los regadíos y manteniendo las reservas estratégicas para el abastecimiento. También es verdad que, conforme más largo es el periodo de sequía, más altas son las probabilidades de que termine.


-Menos agua embalsada implica también peor calidad.

-Salvo algún problema, no hemos percibido una situación alarmante en cuanto a la calidad. Tenemos problemas puntuales que tienen más relación con que las tomas no estaban bien pensadas.

-La Directiva europea obliga a alcanzar el buen estado ecológico de los ríos en 2015. ¿Lo logrará la cuenca con el plan hidrológico que actualmente redactan?

-El plan será la herramienta para adaptarse a la Directiva, otra cosa son los plazos para cumplirla.


-¿Tiene buena salud el Guadalquivir?

-No podemos hablar de manera general. Hay afluentes que tienen unas condiciones que hay que mejorar, el mejor ejemplo es el Guadaira, pero el conjunto de la cuenca tiene un estado medio de calidad aceptable. En la restauración de la cuenca quedan muchísimos kilómetros de cauce que necesitarán un periodo largo para ponernos al día y, luego, unas tareas de mantenimiento.

-¿Logrará el Guadalquivir dejar de ser una cuenca deficitaria?

-Concesiones nuevas de agua por asignar no hay, ahora toca una competencia de reasignación y será la Junta, con la transferencia, la que va a tener la capacidad de revisarlas. Resolver el déficit es una cuestión a largo plazo que depende de cómo se revise esa capacidad de gestionar.


-¿Y gestionará la Junta las aguas andaluzas del Guadalquivir en el segundo semestre del año?

-Lo lógico es que el Gobierno de la Nación y el andaluz se pongan de acuerdo para que en el segundo semestre de 2008 se produzcan los pasos necesarios para desarrollar el mecanismo de transferencia.

-Pero el acuerdo de Cazorla establecía esa fecha.

-Eso se ha malinterpretado desde el mismo día de la firma. Lo que dice el acuerdo es que antes del 1 de julio se aprobará el decreto de transferencia, pero éste dirá cuando es la fecha efectiva.

-¿Cree entonces que ocurrirá a inicios de 2009?

-Lo establecerá el decreto, pero el calendario está muy ajustado

-¿En qué han avanzado las negociaciones desde entonces?

-Ha estado trabajando una ponencia técnica sobre borradores de decretos, estimaciones de medios humanos y materiales. Pero con la aproximación del periodo electoral estos trabajos quedaron paralizados. Ahora llegan equipos directivos nuevos y no sé si se trabajarán en la misma línea o habrá un cambio de rumbo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios