El sospechoso de matar a su hijo en Níjar sigue en busca y captura

  • Hicham B. B., de 35 años, huyó después de que su bebé, de 45 días, falleciese por un golpe en la cabeza.

La Guardia Civil solicita la colaboración ciudadana para localizar a Hicham B.B., de 35 años de edad, el padre del bebé de 45 días muerto el pasado viernes en Níjar tras ser presuntamente golpeado en la cabeza precisamente por su progenitor. De esta manera, el Instituto Armado busca a este hombre como supuesto autor de un delito de homicidio, según informó ayer en un comunicado, en el que explica que, desde la tarde del viernes, la Guardia Civil de Almería trata de localizar a este hombre, que huyó tras el suceso.

Según explica el comunicado, el padre del menor, que desapareció tras la muerte del bebé, mide 1'85 metros de altura, es de compresión corpulenta, tiene cabello corto y de color negro, y usa gafas graduadas. "Ante la dificultad que entraña la localización de esta persona, y para evitar que abandone el territorio nacional, la Guardia Civil de Almería solicita la colaboración de los medios de comunicación para que sea posible la localización de esta persona", incide el Instituto Armado, que distribuyó también una fotografía del sospechoso. Si cualquier persona puede aportar algún dato relevante sobre su paradero, lo puede poner en conocimiento de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería llamando al 950 256 122, o al 062 para facilitar dicha información.

Sobre las 13:40 del viernes la madre del bebé, también de origen marroquí, llamó por teléfono a los servicios de emergencia solicitando una ambulancia para atender al menor en una vivienda en la calle Virgen María número 3 de Campohermoso, informó a Efe el Servicio de Emergencias 112 de Andalucía.

Fuentes policiales precisaron que la mujer declaró que el niño había sido golpeado en la cabeza por su progenitor. La mujer, que presentaba contusiones de carácter leve, según explicaron fuentes sanitarias, no precisó hospitalización.

Fuentes de la Guardia Civil explicaron que los agentes que se personaron en el lugar del suceso hallaron al bebé con un fuerte golpe en la cabeza, y aunque intentaron practicarle la reanimación cardiopulmonar, no se pudo hacer nada por salvar su vida.

Según relataron diversas fuentes, la agresión se habría producido durante una pelea entre ambos progenitores. Por su parte, fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Almería señalaron que no existían denuncias previas por malos tratos, si bien el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) indicó que todo apuntaba a que se trataría de un caso de violencia de género.

El supuesto agresor, según han relatado varios vecinos, vivía en la vecina localidad de San Isidro, en Níjar, mientras que la mujer residía con el bebé en la vivienda de la abuela del pequeño, en Campohermoso, aledaña a una fábrica de papel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios