El temporal parte al 'New Flame' tras estar cuatro meses encallado

  • Gibraltar da por seguro que el barco se va a pique mientras manchas de fuel contaminan la costa · La Junta de Andalucía estudia emprender acciones legales

Comentarios 2

El temporal y las fuertes lluvias han partido en dos el buque chatarrero New Flame, que encalló el pasado 12 de agosto frente a Gibraltar, por lo que ya se da por seguro que la popa se irá a pique. El primer ministro de la colonia, Peter Caruana, explicó que aunque ésta se hunda y se deposite sobre el primer nivel del arrecife que hay debajo del naufragio, todavía serían visibles partes del barco.

El remolcador de salvamento Fotiy Krylov, el más grande del mundo, sigue sujetado al buque chatarrero hasta que se sumerge su sección trasera y queda asentada en el fondo marino de la bahía de Algeciras. El Gobierno del Peñón aseguró ayer en varias ocasiones que no hay peligro de que haya algún tipo de vertido.

Sin embargo, la Junta de Andalucía tuvo que activar el Plan Territorial de Emergencias de Cádiz para coordinar el dispositivo de limpieza y retirada de residuos de los hidrocarburos que aparecieron en las playas algecireñas de El Rinconcillo y Getares. El de ayer fue el tercer día de vertidos. La consejera de Gobernación, Evangelina Naranjo, avanzó que el Gobierno andaluz estudia acciones legales contra Gibraltar por daños y perjuicios. "El Ejecutivo gibraltareño no ha sacado el barco del agua cuando debía, con el consiguiente perjuicio para la Bahía de Algeciras", subrayó. Salvamento Marítimo, dependiente de Fomento, mantiene en la zona "un amplio dispositivo preventivo" que realiza labores de observación del buque y se encuentran preparados por si su intervención fuera necesaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios