Los tribunales de Cuentas alzan la voz contra la informalidad de los municipios

  • Los órganos de control alertan de la imposibilidad de fiscalizar a los consistorios por no presentar a tiempo sus balances

  • Los ayuntamientos andaluces son los más incumplidores de España

La informalidad de las entidades locales a la hora de presentar sus cuentas ha agotado la paciencia de los órganos encargados de fiscalizarlas. El Tribunal de Cuentas y sus homólogos autonómicos, entre los que se encuentran la Cámara de Cuentas de Andalucía, divulgarán el miércoles una declaración en protesta por el incumplimiento de los plazos de una parte de las entidades locales, principalmente ayuntamientos, lo que impide su fiscalización.

El pasado 31 de diciembre de 2015, el 76% de las entidades locales del país había entregado al órgano fiscalizador correspondiente sus cuentas del ejercicio 2014, una tasa más baja que la de 2013, cuando lo hizo el 82%. En concreto, había cumplido con la obligación el 65% de los ayuntamientos, el 87% de las diputaciones y todas las áreas metropolitanas. Los niveles más bajos de rendición en plazo fueron los de cabildos y consejos insulares (30%), las mancomunidades (43%) y las agrupaciones de municipios (25%). El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, presentó los datos la semana pasada en el Congreso de los Diputados, donde expresó la preocupación de estos órganos de control por el hecho de que siga habiendo ayuntamientos que no puedan ser fiscalizados.

"Haremos un llamamiento a la opinión pública para mejorar en este terreno", indicó Álvarez de Miranda en su comparecencia en la Cámara Baja. La declaración también busca que se acorten los plazos en que las administraciones tienen que entregar sus cuentas anuales. Asimismo, el texto defiende que éstos sean similares en todo el territorio nacional para todas las administraciones. Por ejemplo, la normativa andaluza establece el 31 de octubre como plazo máximo para que los municipios rindan sus balances del año anterior, al igual que las de Castilla y León, Comunidad Valenciana y Madrid.

FUENTE: Tribunal de Cuentas. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Tribunal de Cuentas. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Tribunal de Cuentas. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Las entidades locales de Andalucía -diputaciones, ayuntamientos, consorcios, mancomunidades o entidades locales menores- son desde hace varios años las que más incumplen los plazos legales, según los datos del Observatorio de Rendición de balances del Tribunal de Cuentas -que no incluyen a País Vasco y Navarra-.

Sólo el 19%, la quinta parte del total, rindieron las cuentas de 2015 dentro de los plazos legales. Les siguen a mucha distancia Canarias (28,9%), Castilla-La Mancha (41,5%) y Murcia (42,3%). Estos porcentajes contrastan con los de La Rioja, Galicia o Comunidad Valenciana, situados por encima del 70%.

Actualmente, todavía faltan por rendir sus cuentas de 2015 el 34% de las entidades locales andaluzas, lo que sigue siendo el peor dato de toda España, ya que el resto de comunidades presentan un cumplimiento superior al 80%, -salvo Castilla-La Mancha, con un 77%- y muchas se sitúan por encima del 90%. Y no sólo se tratan de municipios pequeños. Todavía no han cumplido tres capitales de provincia -Cádiz, Huelva, y Jaén- y poblaciones de gran tamaño como Jerez, Algeciras, El Puerto de Santa María, Linares, Marbella, Mijas o Utrera.

Los incumplimientos no sólo atañen al ejercicio de 2015, sino que se remontan a años anteriores. Un total de 84 corporaciones locales andaluzas -44 ayuntamientos, 28 mancomunidades y dos entidades locales menores- aún tienen pendientes de entregar los balances de los ejercicios de 2013, 2014 y 2015. Entre ellos se encuentran nuevamente municipios grandes como El Puerto de Santa María, así como Puerto Real, Arcos de la Frontera, Vélez-Málaga, Écija o Carmona.

En su comparecencia en el Congreso, el presidente del Tribunal de Cuentas aseguró que puede comprenderse, aunque no aceptarse, que el incumplimiento de los plazos se produzca en ayuntamientos pequeños, y destacó el papel de las diputaciones para asistir a los municipios menores. Sin embargo, ha sido muy crítico con que haya capitales de provincia que no rindan cuentas y que su situación se repita durante varios ejercicios. "Eso es inadmisible", ha señalado.

Álvarez de Miranda explicó que el Tribunal envía al Ministerio de Hacienda la lista de entidades locales que no rinden cuentas, para que tome medidas, y destacó la importancia de las sanciones como la retención de transferencias a quien no cumple con su obligación, que debe ser además requisito imprescindible para acceder a subvenciones y ayudas. "Estas medidas hay que mantenerlas y exigirlas con la plena colaboración de todos y con la principal tutela de las diputaciones provinciales", sostuvo el presidente del órgano fiscalizador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios