La unidad de élite de la Guardia Civil busca a Amy

  • El padre de la joven muestra su desolación desde Irlanda y reclama toda la ayuda posible

Ha llegado el día de aunar esfuerzos. La Guardia Civil ha previsto desplegar hoy un gran operativo para intentar localizar a Amy Fitzpatrick, la joven irlandesa de 15 años desaparecida la noche del 1 de enero en Mijas-Costa. La zona de rastreo se ampliará en un radio de seis kilómetros alrededor de las urbanizaciones próximas a la zona en que fue vista por última vez. La chica abandonó la urbanización Calypso, donde había pasado el día de Año Nuevo en casa de una amiga para dirigirse a Las Lomas de la Riviera, donde tiene su domicilio junto a su madre, su padrastro y un hermano. Así, la búsqueda incluirá también a la Sierra de Mijas.

Los rastreadores partirán a las nueve de la mañana desde el campo de fútbol de La Cala de Mijas. Se ha programado un amplio dispositivo coordinado por la Guardia Civil que incluye a componentes de Protección Civil de Mijas y Málaga y agentes de la Policía Local del municipio donde reside la joven. También participarán todas las patrullas del Seprona de la Guardia Civil, guías caninos y los perros especializados en la búsqueda de personas y el grupo rural de Seguridad con destino en Sevilla. Un helicóptero se desplazará hasta la zona para las labores de búsqueda, además de equipos de investigación y policía judicial de la Guardia Civil y componentes de la Unidad Central Operativa (UCO). Este último grupo, con sede en Madrid, está considerado como la élite del instituto armado y se desplaza por todo el país para la resolución de casos.

El padre de la desaparecida, Christopher Fitzpatrick, hizo un llamamiento público para recabar cualquier pista que ayude a esclarecer el caso, según informaba ayer la prensa irlandesa. Fitzpatrick se declara "desolado" por la desaparición e insta a cualquier persona que pueda tener retenida a la joven a que la deje en libertad. "Por Dios, déjenla ir, no importa dónde la dejen, pero déjenla ir", dice el padre. Fitzpatrick explica que ha dejado mensajes en inglés en la página de internet Totally Spanish, en los que pide a su hija que vuelva a Dublín si es que no era feliz viviendo lejos de Irlanda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios