Infraestructuras

La cohesión social llega a la Sierra Sur creando empleo

  • Programa de Urgencia Municipal. En los últimos cuatro años los municipios de la comarca han recibido 1,7 millones de euros y en 2016 se generaron más de 300 contrataciones

El presidente de la Diputación y la diputada Cohesión Social, en rueda prensa reciente sobre Plan Cohesión 2018. El presidente de la Diputación y la diputada Cohesión Social, en rueda prensa reciente sobre Plan Cohesión 2018.

El presidente de la Diputación y la diputada Cohesión Social, en rueda prensa reciente sobre Plan Cohesión 2018. / .

Si los Planes Supera de la Diputación de Sevilla son ampliamente demandados por los ayuntamientos y tienen como objetivo final mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, no menos importante es el Programa de Urgencia Municipal (PUM), gestionado por el Área de Cohesión Social e Igualdad de la Institución provincial.

"Esta Corporación tiene amplia experiencia en la atención a las problemáticas sociales y ha orientado su trabajo en una doble dirección; por una parte, a colaborar con los municipios para garantizar la prevención comunitaria del riesgo familiar y, por otro, profundizar y desarrollar ese nivel intermedio de la intervención que supone reconocer la existencia del riesgo de exclusión social en un cierto número de familias de nuestra provincia y abogar, mediante intervenciones específicas, por la inclusión social efectiva de las mismas". Así argumenta el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, uno de los objetivos por el que nace el conocido Programa de Urgencia Municipal (PUM).

Se contratará de forma temporal a personas con problemáticas socioeconómicas graves

Programa que se puso en marcha por primera vez en 2009 como un Programa Extraordinario que planteaba una intervención pública en un contexto social de "grave" crisis económica que afectaba a un gran número de personas provocando precariedad y pobreza. Un Programa que nació con el espíritu de contribuir a paliar las situaciones de exclusión social provocadas por la crisis económica en los ciudadanos y ciudadanas de todos los municipios de la provincia. Se instrumentalizó primero a través de una convocatoria pública de subvenciones para los ayuntamientos y con posterioridad, en 2015, pasó de ser un Programa extraordinario a un Programa incluido en las actuaciones del Plan Provincial de Cohesión Social e Igualdad y ya mediante una concesión directa a los ayuntamientos que desean participar en el mismo, manteniéndose idéntico criterio de distribución de fondos. Son los consistorios los gestores directos de los recursos y los encargados de evaluar a las personas beneficiarias a través de los Servicios Sociales Municipales y los Puntos y Centros de Información a la Mujer.

El objetivo no es otro que ofrecer contrataciones de carácter temporal en periodos de entre 15 días y tres meses para personas que padezcan problemáticas socioeconómicas graves, que no pueden hacer frente a sus necesidades básicas bien por carencia de recursos económicos o por situaciones de exclusión social y contemplando la máxima equidad en la proporción de contrataciones de hombres y mujeres. La distribución de los fondos del Programa entre los municipios y las ELAs se realiza de forma proporcional al número de demandantes de empleo no ocupados, según datos del SAE, estableciéndose una cofinanciación en función del número de habitantes de cada municipio y un elemento corrector que garantice una subvención mínima.

Villalobos asegura que "la cofinanciación municipal, en torno a los 850.000 euros anuales, ha supuesto un gran esfuerzo para los ayuntamientos pero ha permitido que el Programa llegara a más familias, reforzando más que nunca las políticas sociales como el mejor instrumento para evitar la exclusión social y laboral".

En 2018 la Diputación ha vuelto a destinar cinco millones de euros a los ayuntamientos para que empleen a personas en riesgo de exclusión social. Desde que inició su andadura en 2009 se han destinado ya un total de 59 millones de euros que, con estos cinco millones del presente año, sumarán ya 64 millones. A la cantidad de 59 millones de euros se suman las aportaciones de los consistorios, que lo han hecho hasta ahora con más de ocho millones. Por tanto, han sido 67 millones de euros los que ambas administraciones han destinado a este Programa social.

Generación de empleo.El PUM, de un año de duración, nació con una dotación inicial de 10 millones de euros y en esa primera edición posibilitó la contratación de 7.585 personas, de las cuales el 59 por ciento fueron mujeres. Desde entonces la tónica general de contrataciones oscila entre 4.300 y 4.100. En el conjunto de toda la provincia de Sevilla, los últimos datos de 2016 arrojan la cifra de 4.182 contrataciones. El año 2017 aún está en proceso de recepción de datos.

El PUM en Sierra Sur. Los municipios de la comarca de la Sierra Sur de Sevilla; Aguadulce, Algámitas, Badolatosa, Casariche, Coripe, Los Corrales, Estepa, Gilena, Lora de Estepa, Marinaleda, Martín de la Jara, Montellano, Pedrera, Pruna, La Roda de Andalucía, El Saucejo y Villanueva de San Juan han recibido entre los años 2013 y 2017 una cuantía de 1,7 millones de euros; una inversión que procede tanto de la Diputación como de la cofinanciación de los ayuntamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios