3 Ocio

Juguetes usados para fomentar la cultura del reciclaje

  • El Mercadillo de los Niños. El parque El Teso de Espartinas acoge este domingo una nueva edición de este zoco donde los más pequeños venden e intercambian sus juegos

Comentarios 2

Existía una costumbre singular en muchos pueblos de Sevilla en los años 80: los niños sacaban cajas a las puertas de sus casas para vender o intercambiar esos Madelmanarrumbados en el último rincón de la habitación o esas Barriguitas y esas Nancys con sus armarios repletos de vestidos. En noviembre de 2012, Inmaculada y Rafael Ibarra, dueños del Kiosco El Lago, han querido recuperar esa tradición de su infancia y han creado el Mercadillo de los Niños, en Espartinas, que se celebra el primer domingo de cada mes para el disfrute de los más pequeños.

Con la colaboración del Ayuntamiento, se realiza en el parque El Teso, donde unos 80 niños del pueblo y de otras localidades de la comarca (Umbrete, Bormujos, Villanueva del Ariscal...), de entre 5 y 12 años, venden o intercambian juguetes, libros, estampas y juegos varios que ya no utilizan. "Nuestro objetivo es que ellos se diviertan, valoren sus cosas y ahorren con el dinero que consiguen por ellos mismos, haciéndose una pequeña idea de lo que es la ley de la oferta y la demanda", pone de manifiesto Inmaculada, que tiene formación como monitora cultural. Además, los papás se descargan de trastos que ocupan demasiado espacio en las casas. El horario es desde las 11:00 hasta que los pequeños se cansen, que suele ser a la hora del almuerzo, entre las 14:30 y las 15:00 horas. El horno La Parra cede las cajas donde los niños colocan su tenderete, poniendo sus precios o sus condiciones de intercambio. Mientras, padres y madres interaccionan entre sí tomándose un refrigerio en el Kiosco El Lago, que dispone de una amplia terraza con comidas caseras. Además, este domingo se preparará un arroz con pollo gratis para los niños vendedores.

En este zoco menudo del siglo XXI, los Airgam Boys son sustituidos por el realismo de los muñecos articulados de Todd McFarlane y juegos usados de la PlayStation o de la Wii, aunque hay vacas sagradas del ocio infantil que han perdurado con el paso de los años y se podrían encontrar en el mercadillo, como son los playmobil, las figuras de Star Wars o las bicicletas. Precisamente, Daniel García, de 9 años de edad, sorteará pasado mañana dos bicis en una tómbola que ha preparado ad hoc. También habrá un patín y estampas, entre otras cosas. "Me gusta, porque gano dinerito, lo guardo en la hucha y luego la abro en verano. Además, me gusta hacer amigos nuevos y cambiar los juguetes. Y cuando vendo cosas grandes, gano más dinerito", expresa Daniel.

"Queremos inculcar a los niños la cultura del reciclaje, que vendan o cambien objetos que no usan por algo útil", añade Inmaculada Ibarra. Su hijo Adrián, de 7 años, también participa en el mercadillo y se ilusiona con comprar juguetes nuevos, aunque sean de segunda mano: "Me gustan los videojuegos de la Play, los de peleas y, aparte de vender, también voy al mercadillo para jugar con otros niños".

El éxito de esta iniciativa ha provocado que los mayores también puedan crear un marco de intercambio y venta de enseres, el Mercado Artesanal y de Segunda Mano de Espartinas. "Para los niños es un día inolvidable. Al final del primer día, metí en casa más juguetes de los que había llevado al mercadillo", afirma Inmaculada.

En las cajas de los niños se puede encontrar de todo, desde un castillo de princesa hasta libros y películas. De hecho, se ha vendido hasta una sillita de bebé para automóvil.

Por otro lado, el Kiosco El Lago cumple la semana que viene un año de existencia, por lo que tienen previsto realizar una fiesta con música en directo y actividades para los niños.

El Mercadillo de los Niños sólo se ha podido realizar tres veces debido a las inclemencias del tiempo, pero este domingo parace que la lluvia dará una tregua. El sol sería el mejor compañero de juegos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios