El Gobierno ve garantista su ley de seguridad, que según el PSOE destila miedo

Madina considera que el Gobierno tiene "un problema" a la hora de interpretar el significado de la libertad de expresión, de información o el derecho de manifestación. Fernández Díaz ha considerado su intervención "ridícula" y "penosa".

efe, madrid | Actualizado 27.11.2013 - 17:35
Share
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha defendido que la futura Ley de Seguridad Ciudadana será "más garantista" con los derechos y libertades de los ciudadanos, frente al PSOE que la ha tildado de "intentona antidemocrática" con la que el Ejecutivo "destila" su miedo a la protesta. El diputado socialista Eduardo Madina y el titular de Interior han protagonizado en el Congreso de los Diputados un duro y, en ocasiones, tenso debate sobre la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que el Gobierno prepara y cuyo anteproyecto verá este viernes el Consejo de Ministros.

Madina, que ha defendido una interpelación de su grupo sobre los propósitos de esta normativa, ha reprochado al PP de haber comprendido de forma distinta los derechos y libertades alcanzados en 35 años de democracia. Una interpretación de la que "subyace", ahora en el Gobierno, según Madina, "un universo thatcheriano para cambiar la forma de este país" para convertirlo "a su imagen y semejanza". Como ejemplo de estos "sueños ideológicos" del PP, el diputado ha citado la reforma laboral, los cambios en los modelos públicos de educación o sanidad o esta nueva ley, respuesta a la contestación ciudadana en las calles a las políticas que están desarrollando para acabar con la cohesión social o la igualdad de oportunidades.

"La única ocurrencia a las respuestas que provocan sus políticas es trabajar en un ley para reprimir la protesta", ha recriminado Madina, que considera que el Gobierno tiene "un problema" a la hora de interpretar el significado de la libertad de expresión, de información o el derecho de manifestación. Una ley, ha continuado el diputado, con la que el Ejecutivo de Mariano Rajoy "destila miedo" por no saber cómo contener estas protestas, y que pretende inculcar también ese miedo de la ciudadanía a manifestarse imponiendo multas, con el objetivo de convertir a la "mayoría silenciosa en una mayoría silenciada". Por todo, ha advertido que su grupo rechazará "un solo milímetro" de retroceso democrático que suponga el proyecto, que no dudará llevarlo ante el Tribunal Constitucional.

"Con todo respeto usted ha dicho una cantidad de barbaridades sin conocer nada de esa iniciativa", ha recriminado duramente Fernández Díaz nada más tomar la palabra, tras lo cual ha tachado la intervención de Madina de "ridícula" y "penosa", y una falta de respeto tanto a la Cámara baja como a la inteligencia de los diputados. Para el titular de Interior, lo que dan miedo son las "cosas gravísimas" que el diputado socialista ha dicho desde el estrado, especialmente porque no se puede acusar a un Gobierno de intentona antidemocrática o de silenciar a los ciudadanos sin conocer una línea del borrador.

Interrumpida su intervención en algunas ocasiones, Fernández Díaz ha defendido que la nueva ley es "absolutamente imprescindible" porque la reforma del Código Penal elimina las faltas, algunas de las cuales pasan a ser delitos leves, mientras que las que desaparecen se incluirán como infracciones administrativas en la Ley de Seguridad Ciudadana. De este modo, según el ministro, se despenalizarán conductas, se mejorará "notablemente" la actual ley, vigente desde hace 22 años, porque se acotarán "más y mejor" las infracciones en una defensa "contundente" por garantizar los derechos y libertades de los ciudadanos.

"No le tengo miedo a usted ni a sus insultos (...) Esta ley será derogada. Tenga claro que acabaremos en el Constitucional porque lo que pretende esta ley es darle una vuelta a la Constitución Española", ha replicado Madina al ministro del que ha dicho esperaba algo más que insultos. Y ha apostillado: "En esta ley usted está derrotado", tras lo cual los diputados del PSOE se han puesto en pie para aplaudirle.

El debate de la interpelación ha concluida con una última intervención de Fernández Díaz que ha advertido a Madina que tendrá que pedir perdón por las acusaciones cuando el proyecto llegue a las Cortes. "Ha hablado de cosas muy graves y es inaceptable", ha reiterado el ministro, que ha acusado al PSOE de creer encontrar en este ley una nueva forma de erosionar al Gobierno. "En derechos ciudadanos no nos pueden dar ninguna lección. No se van a salir con la suya porque el Gobierno no utiliza la seguridad ciudadana como parapeto para seguir en el poder como en el régimen franquista", ha concluido, tras lo cual también los diputados del PP le han aplaudido puestos en pie.

Ya en los pasillos del Congreso y en declaraciones a los periodistas, Fernández Díaz ha reiterado que nadie debe tener miedo a esta ley que podrá estar sujeta a cambios tanto en el Gobierno como en el trámite parlamentario. "Los únicos que en su caso han de tener algún miedo son los radicales y violentos", ha añadido.
10 comentarios
  • 10 Ya esta bien 28.11.2013, 12:47

    A la izquierda siempre le ha gustado la calle, asi pretenden co seguir lo que los votos no le dan. Hay antecedentes.

  • 9 Gaditano 28.11.2013, 11:56

    Las leyes neo-fascistas que está sacando el PP deberían aplicárseles solo a los que los han votado y a los que las defienden. Y a los demás que nos dejen tranquilos. A lo mejor así verían los disparates que esta gentuza está cometiendo.

  • 8 Jaimito 28.11.2013, 10:28

    Al PSOE "le da miedo" que en España el que la haga la pague, que el que incendie las calles y destroce el mobiliario urbano, agreda a la autoridad, o intente asaltar el Congreso, lo pague, y que si son menores lo paguen sus papaítos. . . . ¿¿será porque los que hacen o "facilitan" éso son ellos mismos??. . .

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario