editorial

Asesinato por odio ideológico

| Actualizado 20.10.2009 - 01:00
Share
LA Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Josué Estébanez a 26 años de prisión por el asesinato en el Metro del joven antifascista Carlos Palomino. En realidad, Estébanez, ex militar, es condenado a 19 años por el crimen que costó la vida a Palomino, a los que se suman otros siete por tentativa de homicidio contra algunos de los acompañantes del joven muerto y una indemnización de 159.000 euros a sus familiares directos, en concepto de responsabilidad civil. El asesinato se produjo en un vagón del Metro de Legazpi, cuando el antiguo militar se dirigía a una manifestación de extrema derecha vestido con estética neonazi y aguardó sacando una navaja la entrada en el vagón de un numeroso grupo de jóvenes de ideología antifascista que, al parecer, acudían al acto con intención de reventarlo. Al ser interpelado por Carlos Palomino por su sudadera, Estébanez le agredió con la navaja causándole la muerte, un acto que la sentencia considera "realizada de forma plenamente voluntaria y con la consciencia, no sólo probable, sino absoluta de acabar con su vida". Dos elementos destacan en la sentencia de la Audiencia madrileña. Por un lado, la existencia de una grabación de las cámaras de videovigilancia del metropolitano, que ha proporcionado un testimonio de los hechos de "objetividad poco común" y ha destruido por completo el argumento de la defensa en el sentido de que el criminal había actuado en defensa propia, al verse acorralado y atacado por los jóvenes antifascistas. El vídeo evidencia la falsía de esta argumentación. Por otro, la Audiencia ha aplicado la circunstancia agravante de "odio ideológico", prevista en el artículo 22 del Código Penal vigente pero que ha sido raramente tenida en cuenta en este tipo de sucesos. Es importante que los tribunales asuman que crímenes de este tipo deben recibir una connotación penal más grave que la de un mero suceso de violencia común: el crimen no se hubiera producido de no mediar el odio del asesino a las personas que expresan una ideología opuesta a la suya. Constituye un aviso para todos los individuos que se muestran violentos por un reflejo de su pensamiento totalitario, excluyente y bárbaro.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario