Sevilla ayer y hoy

Labor de la Fototeca Municipal

PRÓXIMA ENTREGA Miércoles, 29 de Junio.Marcos Fernández Gómez, Inmaculada Molina Álvarez y Elena Hormigo León han recuperado 'Cien fotografías que deberías conocer' sobre la Sevilla de los siglos XIX y XX, en un precioso libro editado por Lunwerg

| Actualizado 22.06.2011 - 01:00
Share
EL Servicio de Archivo, Hemeroteca y Publicaciones del Ayuntamiento de Sevilla (ICAS) [arhems@sevilla.org], que dirige Marcos Fernández Gómez, ha logrado publicar en colaboración con Lunwerg un libro básico sobre fotografía sevillana de los siglos XIX y XX.

"Lo cierto -nos dice Marcos Fernández- es que nos ha costado un buen trabajo realizar esta publicación, con fotos mayoritariamente de nuestra Fototeca pero también de otros centros y de fotógrafos vivos". En un trabajo publicado en 2005 (La Fototeca Municipal de Sevilla: memoria gráfica de la ciudad), las documentalistas de la Fototeca Municipal, Elena Hormigo e Inmaculada Molina, han explicado cómo se puso en marcha en el Servicio de Archivo, Hemeroteca y Publicaciones del Ayuntamiento de Sevilla, a iniciativa de Alfonso Braojos, una sección fotográfica cuyo embrión fue la adquisición realizada en 1985 por la Delegación municipal de Cultura del archivo del reportero de prensa Juan José Serrano Gómez y sus hijos Juan José y Francisco. Este fondo, con más de cien mil negativos originales en soportes y formatos diversos, quedó almacenado en las dependencias de la Hemeroteca hasta el nacimiento de un proyecto que, alentado por el patrocinio de empresas y entidades privadas sevillanas, constituyó el germen de lo que desde el año 2000 se constituyó como Fototeca Municipal. La idea inicial era acoger un fondo de fotografía de prensa que, destinada inicialmente a satisfacer una demanda informativa, se convirtió con el paso del tiempo en fiel testimonio de los acontecimientos que suceden. Su valor reside en que son fotografías generadas en un contexto histórico específico, sujetas a las convenciones estéticas del momento y a una censura más o menos estricta, de manera que representan los valores vigentes de una época.

En definitiva, la idea era crear un centro de documentación e investigación construido sobre la base del convencimiento del valor de la fotografía de prensa como documento histórico. Perdida su vigencia como actualidad informativa (noticia) y asumida la existencia de un elemento estético como valor añadido (arte), este tipo de fondos adquiere un nuevo potencial como fuente de recuperación de la memoria histórica (testimonio).

En los primeros años de andadura la política de colección respondió en exclusiva a la valoración de la fotografía de prensa como documento histórico. Las adquisiciones iniciales estuvieron dirigidas hacia los archivos de foto-reporteros cuyo principal referente era la ciudad de Sevilla desde cualquier perspectiva periodística. De esta forma, se llevó a cabo la recuperación de los archivos de Gelán, Sánchez del Pando, Serafín, Cubiles y Vilches.

Sin abandonar esta línea, la Fototeca se ha enriquecido en los últimos años con un patrimonio que contribuye a la conservación de la memoria gráfica de la ciudad: archivos de fotógrafos aficionados, archivos institucionales -como el de la Alcaldía de Sevilla-, personales o colecciones privadas. Un archivo temático, el del fotógrafo taurino Arjona, y el del reportero madrileño Basabe, donde se refleja la vida cultural española en las décadas de los 50 y 60 del siglo XX, han encontrado un lugar en este centro debido a su indiscutible valor testimonial, ampliando así el marco de lo exclusivamente sevillano. Las últimas adquisiciones, una colección de positivos sobre Sevilla y el archivo de Caparró, y la transferencia desde el Archivo Municipal de la Colección Beauchy permiten remontar la cronología de los fondos hasta la segunda mitad del siglo XIX. Asimismo, está abierta una línea de evaluación de archivos familiares, empresariales o de carácter profesional cuyos contenidos justifiquen su incorporación a esta este centro para formar parte del Patrimonio Documental del Ayuntamiento de Sevilla.

La especial naturaleza de la fotografía de prensa reside básicamente en la pluralidad de contenidos y el gran volumen, a lo que hay que sumar el hecho, en este caso, de que en un altísimo porcentaje las fotografías son negativos originales en soportes de vidrio y plásticos con formatos muy diversos, lo que añade dificultades para su manipulación e identificación de elementos gráficos.

En el cuadro de clasificación se resume la riqueza documental del centro que actualmente puede cifrarse en un millón de negativos aproximadamente"...
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario