El último tercio del año es el más adecuado para encontrar trabajo

  • Randstad ofrece un decálogo con una serie de consejos para organizar la búsqueda de empleo.

El 27% de la contratación del año se realizó durante la última década en el último tercio del año, por lo que los meses de septiembre a diciembre son idóneos para encontrar trabajo, según un estudio realizado por Randstad.

Por ello, la empresa de recursos humanos ha elaborado un decálogo con una serie de consejos para organizar la búsqueda de empleo:

1. Auditoria personal: tener en cuenta la situación personal y profesional de cada aspirante. La búsqueda de empleo debe adaptarse a la evolución del mercado y a las nuevas oportunidades que surjan.

Lo siguiente que se debe hacer es concretar qué tipo de puesto, organización y condiciones son las que se buscan. A pesar de las dificultades del mercado, es importante siendo flexibles, no perder de vista los objetivos preestablecidos, ya sean condiciones laborales, profesionales o personales.

2. Buscar las fuentes de trabajo: la situación económica actual ha reconfigurado el mercado laboral, por lo que es importante detectar las oportunidades de empleo. Es fundamental analizar las fuentes de reclutamiento más adecuadas para el perfil que se busca: empresas de reclutamiento y selección, empresas de trabajo temporal y contacto directo con compañías.

En este punto, internet tiene un papel crucial. Un 62% de los trabajadores españoles cree que las redes sociales ayudan a encontrar empleo, según el estudio trimestral Workmonitor que Randstad elabora consultando a empleados de 29 países. Esto permite ampliar el radio de actuación y estar informado de todos los cambios del mercado.

3. Presentar un currículum perfecto: el currículum sigue siendo la herramienta básica a la hora de buscar empleo. Debe de ser claro, conciso, visual, y para ello tiene que tener, por lo general, una extensión máxima de dos páginas. Además, debe incluir los principales logros profesionales conseguidos.

4. Adelantarse a la entrevista personal: es conveniente anticiparse y preparar un guión con las posibles preguntas y respuestas. La mejor estrategia es contestar con sinceridad, ser claro y mostrar siempre una actitud positiva. También es importante la naturalidad y la confianza demostrada en uno mismo y el cuidado de la imagen. Todo ello nos ayudará a llegar al siguiente paso. Todos estos consejos son relevantes ya que de media un candidato pasa tres entrevistas durante un proceso de selección, según una encuesta elaborada por Randstad entre trabajadores en activo durante el pasado mes de agosto.

5. Concentrarse para las pruebas de selección: a la hora de enfrentarse a las pruebas, es importante leer cuidadosamente todos los documentos que aporta la empresa, así como escuchar atentamente cualquier indicación sobre su contenido. La clave para las pruebas de selección es mantener siempre la calma y la concentración.

6. Conocer el estado de las candidaturas: ser proactivo permite destacar del resto y demostrar interés por el puesto, por lo que es importante mantener una línea de comunicación sobre las distintas candidaturas a las que se aspira.

El contacto con la empresa dependerá del tipo de relación que se haya establecido con la compañía y del momento del proceso de selección en el que se encuentre uno. Si se manda el currículum por e-mail, es adecuado enviar un correo electrónico para saber cuál es la valoración del mismo. Si ya ha habido un contacto telefónico con la empresa, es conveniente llamar directamente a la compañía.

7. Ofrecer un valor añadido a la empresa: durante todo el proceso de selección, debemos destacar nuestras habilidades y competencias. Una buena idea es aportar objetivos que se han cumplido en anteriores ocasiones y cuya experiencia puede ser aplicable para el nuevo puesto y aportar valor a la empresa.

8. Dejar la puerta abierta: no siempre se logra ser la mejor opción para el puesto requerido, pero no por ello se debe cerrar la puerta, ya que se pueden abrir futuros procesos de selección.

Una buena manera de concluir nuestro proceso es agradeciendo a la compañía la posibilidad que se brinda. Es interesante enviar un e-mail que, además de agradecer, nos permita destacar sutilmente nuestras competencias para ponerlas a su disposición de cara a una futura vacante.

9. Mantenerse al día: es importante mantener una formación actualizada y de calidad, ya que puede repercutir en el éxito o fracaso de una búsqueda de empleo.

Ofrecer un buen conocimiento de idiomas es otro elemento muy importante. Según los consultores de Randstad Professionals, un 75% de las actuales ofertas de trabajo que reciben exigen como requisito indispensable el conocimiento de un segundo idioma.

10. Tener una actitud positiva: mantener una actitud positiva, antes, durante y después de cualquier proceso de reclutamiento y selección. Las empresas quieren trabajadores que disfruten con lo que hacen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios