El Estudiantes, el espejo para romper la racha

  • Balvin admite que si aún no han ganado a domicilio en esta segunda vuelta, es "por culpa de los jugadores".

El Baloncesto Sevilla aún no ha ganado fuera en esta segunda vuelta de competición. Estuvo cerca en sus dos últimas salidas ante Murcia y Juventut, sí, pero se quedó con la miel en los labios. Y para Ondrej Balvin, pívot del equipo hispalense, los culpables fueron los propios jugadores.

"Nos faltó algo de suerte y al final la victoria se la quedó el otro equipo. Espero que en esta ocasión, caiga de nuestro lado", indicó el checo.

La papeleta, no obstante, se antoja complicada. El Valencia Básket, próximo rival de los sevillanos, fue líder invicto durante la primera vuelta de competición, aunque en esta segunda fase de competición ha encajado tres derrotas, dos de ellas en casa, en Municipal Fuente San Luis, donde recibirán al CB Sevilla el próximo domingo. "Ellos están muy bien, y ahora que sólo juegan una competición, hace que se centren más en la competición doméstica. Creo que es un rival difícil, pero no es imposible ganarles", indicó el máximo reboteador del conjunto cajista.

Su discurso tiene cierta lógica. De hecho, el Estudiantes ya venció en tierras levantinas hace dos semanas. "Cada uno puede perder con cualquiera y eso es lo que hace buena a esta Liga. Podemos conseguir lo que hizo Estudiantes, pero era una situación diferente. Ellos tenían más lesionados y ahora casi todos están recuperados: cada partido es distinto", indica Balvin, quien considera que al equipo le faltó en alguna ocasión dar el "último paso" para cerrar la victoria a domicilio: "También nos ocurrió en alguna ocasión en casa. Tenemos que aprender a darlo; hacer una defensa mejor, tener más paciencia en ataque... esas cosas deciden si ganas o pierdes al final".

"Esta Liga está muy igualada. Estamos cerca del play off y del descenso. Un partido te pone arriba o en la penúltima posición. Tenemos que pensar quién es el siguiente rival, aunque lo más importante es cerrar cuanto antes el objetivo de inicio de temporada, la salvación", indicó.

El checo firma unos números espectaculares, los mejores de su carrera hasta el momento. "Después de lo que sufrí el año pasado me dije a mí mismo que quería seguir disfrutando. Espero seguir así", reconoce el centroeuropeo, que ve recompensado así parte de su trabajo en el gimnasio: "No tenía mucha masa muscular y ahora, con el preparador físico, estamos mejorando esas cosas".

El interior también se refirió a la llegada de Jerome Jordan. "Ahora puedo descansar, estar más intenso cuando juego. Aparte de tener alguien con quien competir, Jerome es un buen tío y nos entendemos bien fuera de la pista", reconoce Balvin, quien también alaba a Luke Hakanson, otra de las incorporaciones que llegaron a mediados de temporada para dar el empujón que necesitaba el equipo: "Los dos últiunmos jugadores que han llegado nos han ayudado a mostrar el talento que teníamos y con ellos hemos dado un paso adelante y hemos mejorado. ahora estmos mejorando nuestra cara y posibilidades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios