Las premiadas 'Drive' y 'El Havre' debutan en la cartelera de fin de año

  • Los cines acogen hoy el estreno de estas dos cintas, junto a la comedia 'El cambiazo' y la española 'XP3D', mientras que el viernes se suma a los estrenos de la semana 'Un lugar para soñar', de Cameron Crowe.

Los estrenos en esta última semana del año vienen en dos tandas. Eliminada la que iba a ser la gran baza de las Navidades, el último filme de SpielbergCaballo de batalla, que pasa a febrero en vista de sus posibilidades con los Oscar, hoy miércoles llegan a las pantallas cuatro cintas, y el próximo viernes desembarcará el último filme de Cameron Crowe, Un lugar para soñar.

Pero antes, a partir de hoy, podremos ver Drive, El Havre, El cambiazo y XP3D. La primera es un largometraje protagonizado por dos de los mejores actores jóvenes del actual panorama, Ryan Gosling y Carey Mulligan, una película que obtuvo unas estupendas críticas en su paso por el Festival de Cannes, donde consiguió el premio al mejor director para el danés Nicolas Winding Refnen. Como su título indica, Drive va de un conductor de doble vida. Por el día presta sus aptitudes al volante al rodaje de escenas arriesgadas y por la noche se dedica a los atracos, ayudando a huir con su pericia a bandas de ladrones. La llegada de una vecina con un hijo cambiará las cosas.

Fue Gosling, al que los espectadores españoles han visto recientemente en su faceta más cómica -Crazy Stupid Love- y que pronto regresará con Los idus de marzo, de George Clooney, quien propuso a Nicolas Winding Refn como director cuando le ofrecieron el proyecto, fascinado por la violencia y la poesía de su película Valhalla Rising. Drive ha sido la confirmación de un autor capaz de combinar momentos de agresividad y romanticismo, y con talento para crear atmósferas sugerentes.

Mientras, el universo personal e intransferible del finlandés Aki Kaurismaki vive un inesperado viraje al optimismo en El Havre, película rodada en Francia con André Wilms y su musa, Kati Outinen, en la que el humor gélido y parco del realizador se mezcla con un especial y encantador candor romántico. Estrenada en Cannes -donde logró el Premio Fipresci-, vista en el Festival de Sevilla y nominada a cuatro Premios del Cine Europeo, El Havre es la historia de Marcel Marx, un escritor bohemio que se ha exiliado en una pequeña ciudad portuaria para reinventarse como limpiabotas. En ese momento de cambio vital, vivirá una inesperada aventura con la llegada de un inmigrante menor de edad.

En cuanto a El cambiazo, es una comedia sobre intercambio de personalidades, un clásico tema del género en estos últimos años. La protagonizan Jason Bateman y Ryan Reynolds. Ellos son dos amigos de la infancia que se reencuentran al cabo de los años. Uno es un abogado de éxito felizmente casado y padre de familia. El otro, un soltero que no ha madurado mucho y vive a salto de mata. En una noche de borrachera, cada uno envidia la vida del otro. Pero alguien escucha sus quejas y hace que intercambien sus vidas, despertándose cada uno en el cuerpo del otro, lo que provoca las típicas situaciones de confusión cómica.

XP3D es un nuevo escalón en los filmes de terror españoles, el género más rentable de nuestro cine en estos difíciles tiempos para su taquilla. Rodada en 3D, es obra de los hábiles productores deEl orfanato y Los ojos de Julia, que han demostrado tener olfato para los éxitos, y protagonizan Amaia Salamanca, Maxi Iglesias y Úrsula Corberó, todos ellos de la cantera de las series televisivas. Un profesor de psiquiatría propone a un grupo de sus alumnos escépticos con los fenómenos paranormales acampar en un pueblo minero donde ocurren aparentemente sucesos inexplicables. Allí se enfrentan con algo que es peor que todas sus perspectivas.

El último de este 2011, este viernes, está dirigido por Cameron Crowe (Casi famosos, Jerry Maguire) con la potente pareja protagonista formada por Matt Damon y Scarlett Johansson. Está basada en el libro de recuerdos de Benjamín Mee, que fue un éxito en su país. Mee era un periodista especializado en historias de aventuras que de pronto se vio viudo con dos hijos que criar. Decidido a cambiar de vida, se compró una propiedad rural que contenía un pequeño zoo, que quiso potenciar. Con poco dinero, el apoyo de su familia y del pequeño equipo de cuidadores del zoo, empezó su nueva existencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios