cómics

Estrofas del éter

Una imagen de la obra. Una imagen de la obra.

Una imagen de la obra.

Con su segundo trabajo juntos, Fernando González Viñas y José Lázaro han firmado uno de los mejores cómics del año, un tebeo imprescindible que recrea la vida de la escritora, actriz y cantante Emmy Ball-Hennings, el ángel dadá del título. Atrás queda ese entrañable divertimento que fue El último yeyé (2014), en el que los autores relataban con desenfado las peripecias de un emigrante español en Alemania, y que sirvió para comprobar las sinergias entre el sofisticado estilo literario de González Viñas y la claridad visual y la ductilidad de Lázaro. Hay en estas Venturas y desventuras de Emmy Ball-Hennings, creadora del Cabaret Voltaire una mayor ambición y un evidente salto cualitativo con respecto a su debut, aunque las bondades de esta fenomenal novela gráfica ya estaban apuntadas en la otra. Me gusta particularmente el empeño de González Viñas en dirigir nuestra mirada a Europa (reflejo de sus vivencias y sus intereses artísticos), una realidad geográfica cercana y, a la vez, tan ajena que resulta mágica. Y me gustan también los matices que aportan los lápices de Lázaro, las texturas con las que refleja los distintos ambientes del argumento, el repertorio gestual de unos personajes que cobran vida en la página.

De la mano de tan singular protagonista, agente y musa de la bohemia del Berlín, Múnich y Zúrich, El ángel Dadá repasa los bajos fondos y las más altas aspiraciones de la cultura de entreguerras, el hervor creativo de un tiempo convulso, pero también el genio, la locura y el dolor de un alma irredenta. Artista multidisciplinar, prostituta, drogadicta, amiga de poetas, pintores y políticos como D'Annunzio, Hermann Hesse, Kandinsky, Lenin o Marinetti, amante de empresarios, artistas y anarquistas, el nombre de Emmy está ligado, sobre todo, al de Hugo Ball, con quien impulsó el movimiento Dadá en el célebre Cabaret Voltaire de Zúrich. Pero más allá de compañías y afinidades, su propia figura es reivindicada aquí como pieza central de las transformaciones de un mundo caduco y el nacimiento de la modernidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios