Elogio de la conjura

En unos días se cumplirán cuarenta años de aquel Sábado Santo en que se legalizó el PCE, suceso que provocó una honda conmoción en la estructura militar franquista, pero que señalaba ya, inequívocamente, la firme voluntad de dirigirse hacia una democracia por parte de sus dos impulsores más notorios: Juan Carlos I y Adolfo Suárez. Otros conjurados de aquel proceso no gozan hoy de celebridad alguna (pensemos en aquel asturiano impar que fue Torcuato Fernández Miranda); olvido que también comparte el abogado José Mario Armero, presidente de Europa Press, y cuyos archivos familiares, de indudable interés, han dado pie al presente volumen, obra del investigador Alfonso Pinilla García.

En puridad, pues, no es mucha la novedad histórica que aquí se ofrece. Acaso algún pormenor en el vertiginoso drama del 76/77, donde se decidió el destino político de España. Aun así, en las anotaciones de Armero y su mujer, Ana Montes, puede seguirse con detalle la decisiva mediación de Armero; mediación iniciada a instancias de Suárez, y que contará con la comprensión de Santiago Carrillo, pero cuya función última es sortear el peligro de una asonada militar. A ello debe añadirse, como sabemos, la situación económica del país (aun quedaban lejos los Pactos de la Moncloa) y el detestable coro del terrorismo patrio. Será, sin embargo, el "eurocomunismo" del PCE, así como la templada audacia de Suárez/Carrillo, quienes ofrezcan cierta estabilidad a una situación tan frágil como enormemente volátil, en la que hubo colosales, y aún contrapuestas, fuerzas en juego.

Más allá del oportuno recordatorio, pues, el acierto de Alfonso Pinilla se halla en esa mirada marginal u oblicua donde se nos revela, en toda su estatura, el notabilísimo perfil de alguien tan inusual y diestro como José Mario Armero. Sin el concurso de hombres como él, sin la ayuda de esta burguesía liberal, no exenta de un particular arrojo, la Transición hubiera transitado, a no dudarlo, por muy distintas veredas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios