Afán de superación

  • Sada, invitado sorpresa, le da la primera victoria al Barcelona en la prórroga ante el duro Panathinaikos

El espíritu de Sada, el inesperado invitado a la fiesta, fue determinante para que el Barcelona sumara su primera victoria en los cuartos ante el Panathinaikos tras un partido resuelto en la prórroga (72-70). Cuando nadie se atrevía, el base tomó las riendas y resultó decisivo. Anotó 13 puntos entre el último cuarto y la prórroga y fue determinante cuando al Barça no le funcionaban sus automatismos.

El partido fue un tobogán. Dominó el Barca el primero y el último cuartos; el Panathinaikos, el segundo y el cuarto. En la prórroga los nervios atenazaron a los dos. Pudo decidir Sada, que falló dos libres a 23 segundos, después Tsartsaris también erró y Tomic para cerrar el partido a dos segundos para la conclusión.

El académico juego griego le dio frutos en el inicio.Bolas rápidas a los exteriores y triples fáciles sin defensa. La ventaja helena se disparó al inicio gracias a Diamantidis, Ukic y de Maciulis (9-21). Los azulgrana fueron limando desde el tiro exterior en el segundo periodo. La entrada de Jasikevicius, clarividente en las jugadas de bloqueo y continuación, fue clave para lograr un parcial de 11-0 (22-21). Con un baloncesto más controlado, los triples de Navarro y el poder de Tomic, el Barcelona se sintió más a gusto: 34-32 al término del segundo cuarto.

En el tercero, los de Pascual arruinaron su buen trabajo. Permitieron las conexiones de Diamantidis con Lasme y Gist: 38-44. Tomic desapareció. El regreso de Jasikevicius animó a su equipo, aunque nadie podía frenar a Lasme (45-51). En el cuarto decisivo, el Barça remontó seis puntos. Los locales se adelantaron gracias a Sada (64-61) tras un parcial 7-1, pero Diamantidis heló el Palau con un triple (64-64). En la prórroga, Navarro respondió a Gist (72-70) y los dos últimos minutos fueron un rosario de errores que favoreció al Barça.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios