Albelda y Cañizares reclaman un porqué

  • El capitán valencianista censura a los dirigentes por querer humillarlo públicamente

Jugadores apartados, listas negras, hermetismo, contradicciones, lágrimas... Ése es el escenario en el que se desarrolla la crisis del Valencia, que ayer vivió un nuevo capítulo con las explicaciones de los condenados Albelda y Cañizares.

La descomposición del Valencia no parece tener fin y Albelda resumió la situación: "Me voy muy jodido porque no es lo que esperaba tras todo lo vivido. Creo en los cambios de ciclo, pero no estoy de acuerdo con las maneras. No me humillan porque se me recordará en el Valencia de una manera cariñosa".

Cañizares y Albelda quedaron apartados del equipo el martes y ayer expusieron sus primeras impresiones en público. Después llegó la comparecencia de Miguel Ángel Ruiz, el secretario técnico del club, quien tampoco arrojó mucha más luz a todas las sombras que se ciernen sobre el futuro de un equipo a la deriva.

Albelda escenificó el drama desde el comienzo de su comparecencia: "Me voy a enfrentar a la rueda de prensa más dura de mi carrera. Intentaré no llorar porque no quiero dar pena a nadie, pero son momentos duros. Me han hecho una faena e intentaré ser fuerte por toda la gente que está conmigo". Terminó llorando.

El capitán del Valencia explicó la forma en que Koeman, su entrenador, le comunicó que no contaba con él. "Me cuesta pensar que ha sido por un tema deportivo porque no me han dado explicaciones. Koeman me dijo que no confiaba en mi liderazgo ni fuera ni dentro y le respondí que él llevaba 20 días aquí y no me conocía bien. No sabe lo que me ha costado llegar hasta aquí", afirmó.

Albelda concluyó: "Prefiero morir de pie que vivir arrodillado". Después recibió la ovación de todos los periodistas y se marchó entre lágrimas.

Después llegó el turno de Miguel Ángel Ruiz, secretario técnico, cuyas explicaciones añadieron más confusión que claridad: "Nadie ha despedido a nadie. Son jugadores del Valencia con el mismo derecho que sus compañeros a entrenar. No están despedidos". Después añadió que la decisión pertenece "únicamente" a Koeman, aunque respaldada por la directiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios