Alonso vuelve a ilusionar

  • Sorprendente El asturiano logra la segunda plaza en la parrilla, demostrando la mejoría de su R28 Dominio El Ferrari de Raikkonen saldrá desde la 'pole' y es el gran favorito hoy

La clasificación del Gran Premio de España de Fórmula 1(Tele5, 14:00) confirmó ayer dos cosas: el finlandés Kimi Raikkonen es el máximo favorito al triunfo y al título, y el Renault de Fernando Alonso ha dado el salto que prometió el jefe del equipo, Flavio Briatore.

Raikkonen arrebató la pole position en el último segundo al español, que encendió aún más la calurosa jornada en Barcelona con un tiempo muy cercano -a una décima- a los 1:21.813 del finlandés de Ferrari.

Alonso se colocó entre los dos bólidos rojos, ya que tercero fue el brasileño Felipe Massa, por delante del polaco de BMW Robert Kubica y de los McLaren-Mercedes de Lewis Hamilton y Heikki Kovalainen.

Se trata de la primera pole de Raikkonen en lo que va de temporada y la número 15 de su carrera. La estadística dice que el actual campeón del mundo tiene todo en su mano para ganar hoy. Desde 2001 siempre triunfa en Barcelona el poleman y ha sido así en 14 de las 17 carreras en la historia del trazado español.

"La clasificación es sólo una parte, en la carrera tenemos que sacar los puntos. Tenemos confianza, pero hay que ir rápido y salvar la primera curva", dijo de cara al momento más decisivo de la carrera, el giro a derechas a pocos metros de la salida. "Es el mejor sitio para salir en la primera posición", admitió Raikkonen, líder del campeonato con 19 puntos. El finlandés, además, se puede aprovechar de que el segundo es Alonso, lejos en la clasificación, y tercero su compañero en Ferrari, Massa.

Su primer gran rival, el BMW del polaco Kubica, es cuarto, y le sigue Hamilton. El segundo del campeonato, el alemán Nick Heidfeld (BMW), con 16 puntos, saldrá desde una lejana novena posición.

Raikkonen repite el primer puesto en la parrila de 2005. Entonces se cumplió la estadística y ganó.

Por su parte, Alonso consiguió la mejor posición en lo que va de 2008 y confirma así que las mejoras aerodinámicas introducidas por Renault funcionan, pese a las dudas expresadas el viernes por el doble campeón del mundo.

El español despejó sus propias inquietudes en 1:21.904 minutos, lo que le costó situarse segundo.

"Fue muy emocionante, sabía que el tiempo era bueno. No lo esperábamos, no sólo en esta carrera sino en toda la temporada, no podía estar más contento", dijo el español, que añadió que la afición le empujó "un par de décimas". "No me esperaba este resultado en todo el año, sabía que era imposible", señaló asombrado.

"El coche es mejor, definitivamente. Estoy feliz, hemos dado un paso adelante, sin dudas. Es más de lo que esperábamos este fin de semana", admitió Alonso.

La pregunta es ahora si, en carrera, el Renault conseguirá estar a la altura de los mejores. De momento, el español rebajó expectativas y admitió que por la estrategia del equipo, el resultado "no es realista" y que el objetivo es aún "el séptimo puesto".

"El equipo ha hecho un gran esfuerzo para mejorar el coche. Empezamos con decepción el año, en el invierno esperábamos ser más competitivos. Soy optimista para el futuro", dijo Alonso, que de regreso a Renault fue cuarto, octavo y décimo, respectivamente, en las tres primeras carreras del año.

"Las estrategias no serán a nuestro favor, pero estoy contento por volver a estar entre los tres primeros. Ojalá se repita a lo largo del año", señaló.

Su compañero de equipo, el brasileño Nelsinho Piquet, fue décimo, otra confirmación de la mejoría de Renault tras la pausa de tres semanas si competición, ya que el piloto brasileño no había logrado pasar hasta esta carrera a la Q3 de los entrenamientos clasificatorios.

Quien tiene más problemas es McLaren-Mercedes, que no encuentra el camino para acercarse a Ferrari y que cada vez se siente más amenazado por BMW.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios