Archivada la denuncia de Lopera contra Galera por injurias

  • Galera, presidente del Betis en 1992, comparó la llegada de Lopera con el fenómeno de la Alemania del nacionalsocialismo liderada por Adolf Hitler.

Comentarios 1

Un juez de Sevilla ha archivado la denuncia del máximo accionista del Real Betis, Manuel Ruiz de Lopera, contra Hugo Galera, ex presidente del club, por injurias al compararle con Hitler en una rueda de prensa.

Fuentes del caso han dicho hoy a Efe que el juez de instrucción 7 basa su archivo en que no han quedado suficientemente acreditados los hechos injuriosos y en la doctrina del Tribunal Constitucional sobre el derecho al honor de los políticos y su obligación de someterse a una mayor dosis de crítica que el ciudadano de la calle.

Además, según el juez, la prueba aportada, que era un vídeo remitido por Canal Sur Televisión, sólo contenía un extracto de la rueda de prensa y no supuso una prueba concluyente.

Lopera reclamó un millón de euros de indemnización por las calumnias e injurias presuntamente vertidas por Galera, miembro de la plataforma Béticos por el Villamarín, en una rueda de prensa celebrada el 21 de julio de 2006.

Galera, que era presidente del Betis en 1992, cuando el club se transformó en una sociedad anónima y pasó a ser controlado por Manuel Ruiz de Lopera, comparó entonces el fenómeno producido con su llegada con el de la Alemania del nacionalsocialismo liderada por Adolf Hitler.

"Fue un fenómeno psicopático, algo parecido al Congreso Nacionalsocialista de Nuremberg, cuando el 'führer' se pronunció ante las Juventudes Nacionalsocialistas, que fue una exaltación y Alemania explotó, salió por todas partes, invadió, ... y fue una exaltación popular a una dictadura que terminó como terminó, convenciéndose la gente de los terribles errores y desventaja del poder absoluto", señaló el ex dirigente bético.

Las citadas fuentes han añadido a Efe que los abogados de Lopera han recurrido este archivo ante la Audiencia provincial porque, a su juicio, Lopera no es un político y porque las injurias se pueden acreditar solicitando las grabaciones íntegras de la rueda de prensa a otros medios de comunicación.

En su defensa, Galera negó su voluntad de injuriar y afirmó que sus palabras se sacaron de contexto.

Esta es la segunda querella de Lopera contra un miembro del grupo Béticos por el Villamarín que se archiva, pues en 2005 la Audiencia de Sevilla sobreseyó definitivamente su querella contra el abogado José Ignacio Bidón, que le acusó de "lucrarse" a través del club, pues según los jueces sólo ejerció su derecho a la libertad de expresión frente a un personaje público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios