real betis

Arzu y una derrota que juzga peligrosa

  • El nazareno no desea crear ansiedad en la plantilla, pero piensa que perder en el Calderón devolvería "los nervios" · El centrocampista apuesta por el empate

Comentarios 16

No es cuestión de generar ansiedad en la plantilla, ni siquiera urgencias ante una victoria que puede llegar en cualquiera de los seis partidos que le restan al Betis, pero Arzu estima muy conveniente que el equipo dé la cara el sábado en el Vicente Calderón y logre no salir derrotado de la cita. Es ya un veterano el nazareno y sabe que la inquietud podría regresar a la plantilla si no logra al menos un punto a orillas del Manzanares.

"Si se pierde en el Calderón, pueden volver los nervios. Puede pasar cualquier cosa, aunque quedarían menos jornadas. Lo más importante, si no se puede ganar, es empatar; siempre hay que sumar y no perder. Hay jornadas para sumar más puntos en otros estadios, aunque una derrota daría un poco de yuyu, ya que queda poco. Por eso vamos a estar concentrados al cien por cien en el partido", asegura el verdiblanco, que volverá a liderar el centro del campo.

En este sentido, el jugador desea afrontar el citado encuentro ante los colchoneros como si fuera el último. "Queremos finiquitar ya el partido. Abordar cuanto antes esos puntos y mirar con más tranquilidad a partir de ahí", añade Arzu, quien señala que una de las claves para que el Betis consiga un buen resultado en el calderón, a pesar de las numerosas bajas que tiene, es plantear el partido de manera similar al de La Romareda: "Somos una plantilla amplia y el entrenador sabrá el equipo que saldrá. Hay que apoyar a los que entren, que no cuentan con tantos minutos. Afrontaremos el partido como venimos haciéndolo fuera de casa. El partido de Zaragoza fue defensivamente casi perfecto y aprovechamos nuestras tres o cuatro ocasiones, por ahí puede estar la cosa".

Arzu sólo piensa en sacar un buen resultado en este choque, sin preocuparse de que ello pueda beneficiar al Sevilla para acercarse a la cuarta plaza e incluso igualar a puntos con el Atlético ese día. "No vamos a mirar eso, sólo los intereses del equipo. Si saliera beneficiado el Sevilla, sería algo secundario", indica.

Arzu insiste en su teoría de no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy. "El fútbol no es matemático, somos conscientes de muchas cosas que tenemos que mejorar, pero en la práctica son once contra once y puede pasar cualquier cosa. Intentaremos conseguir la salvación cuanto antes y no esperar a la agonía final. Hemos demostrado que podemos ganar a los grandes y a cualquier rival que venga a nuestro campo se lo pondremos difícil", reitera.

Arzu no entró a valorar muy a fondo la posible renovación de Paco Chaparro. "Nombres van a salir, sobre todo en el Betis, en el que no se están haciendo buenas temporadas. Chaparro ha hecho un buen trabajo, pero lo que puede pasar por la cabeza de don Manuel no se sabe. Esto temas debemos dejarlos aparcados hasta que acabe el campeonato. Cada uno debe arreglar su tema", anuncia el nazareno, ya que él también lleva tiempo esperando que Manuel Ruiz de Lopera cumpla una promesa que le hizo con respecto a su propia situación, pese a que a él le resten aún dos temporadas firmadas con el club.

"Mi futuro es que tengo contrato con el Betis para dos años, después no tengo ni idea. Espero que cuando termine la temporada pueda hablar y aclarar ciertas cosas con don Manuel. Ahora estamos centrados sólo en el Betis, aunque a mí no se me olvida la promesa que me hizo, está presente. Yo lo que quiero es estar a gusto en el Betis", apostilla el futbolista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios