Bamforth, agradecido y ambicioso

  • El escolta afirma que logró el MVP con el apoyo de sus compañeros y que irán "a por todas" en el 'play off'.

Comentarios 1

Más de dos años hacía que un jugador del Cajasol no se proclamaba MVP en una jornada de la ACB. El 15 de enero de 2012, en Santiago de Compostela, el Multiusos Fontes do Sar se puso en pie ante la actuación de Paul Davis: 26 puntos, seis rebotes y ocho faltas recibidas. Total, 34 de valoración para proclamarse por segunda vez ese curso como el mejor de la semana, puesto que en la quinto partido ya lo consiguió también tras cazar 22 rebotes ante el Manresa.

Scott Bamforth tomó el relevó del pívot mucho tiempo después. Demasiado. Lo rozó Satoransky en alguna ocasión, pero, ha sido el escolta el que ha tomado el relevo de su compatriota en el Cajasol gracias a su actuación ante el Joventut del sábado: 32 de valoración, 24 puntos, tres asistencias y ocho rebotes). "Estoy muy contento por este logro, pero no es algo individual. Creo que lo conseguí gracias al trabajo de mis compañeros. Ellos estuvieron muy bien y me ayudaron a rendir a un gran nivel", afirmó el estadounidense, cuya alegría por el galardón se sumó a la sentida por la consecución del billete para los play off. "Siempre confié en nuestras posibilidades y pensé que si hacíamos las cosas como debíamos podríamos llegar lejos. Hemos trabajado duro y demostrado semana a semana cómo progresábamos en el campeonato. Siempre pensé que trabajando como lo hacíamos en los entrenamientos tendríamos posibilidades de pelear por los play off, y así ha sido". Sobre el rival al que los cajistas tendrán que medirse en la eliminatoria de cuartos, el estadounidense explicó: "Sea el que sea, nos enfrentaremos ante un gran equipo: Real Madrid, Valencia Básket o Barcelona. Sabemos que tendremos que jugar muy bien para tener alguna opción. Si hacemos lo que debemos y continuamos trabajando como hemos venido haciendo durante todo el año, creo que podremos competir ante cualquiera como ya hicimos en la Liga". "Con la confianza que tiene en estos momentos el Cajasol todo puede pasar", añadió.

A nivel individual, Bamforth destacó que nunca teme asumir la "responsabilidad de lanzar el último lanzamiento" de un partido. "Me gusta ese rol y no me asusta jugarme el tiro que puede valer una victoria, pero si veo que hay un compañero con mejores opciones tampoco tengo ningún problema en pasar la pelota".

Por último, el estadounidense también se refirió a su situación personal: "Adoro Sevilla y me gustaría quedarme aquí por mucho tiempo, porque he encontrado un lugar y unos compañeros con los que jugar buen baloncesto. Creo que este es el sitio idóneo para ello". La continuidad del escolta es algo que se da por seguro en el club, ya que cuando se acometió su fichaje se pactaron, además de las posibles cláusulas de salida -la temporada pudo ser cortado sin coste para la entidad en octubre y en noviembre- otras de renovación automática que el Cajasol, dado el rendimiento del protagonista, no dudará en ejecutar para mantener a su último MVP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios