El Barça aguanta la reacción baskonista

  • Los de Xavi Pascual ponen el 2-0 en la serie, que el miércoles se traslada a Vitoria, en un gris encuentro

El Barcelona domina por 2-0 la eliminatoria semifinal por el título de la Liga Endesa al volver a vencer al Laboral Kutxa en el Palau Blaugrana, por 73-68, tras un encuentro de poder a poder y de gran desgaste físico. Los hombres claves baskonistas, Adams y Bourousis, junto a James, dieron la cara, pero los azulgrana, con Perperoglou, letal en el último cuarto, no se dejaron sorprender. Ahora, el miércoles, en el Buesa Arena de Vitoria, el Barça tiene la oportunidad de sentenciar la eliminatoria. En caso de derrota, el cuarto encuentro se jugará el viernes en el mismo escenario.

La buena defensa catalana volvía a forzar pérdidas al Baskonia en el primer cuarto (seis) y el conjunto de Xavi Pascual abría brecha tras el segundo triple de Abrines (14-6). Navarro aceleró un poco más el partido (19-8), pero Mike James y Bourousis evitaron que el choque se rompiese antes de tiempo (25-17).

El Barcelona mantuvo las distancias al inicio del segundo acto (30-21), pero no tendría continuidad desde el lanzamiento exterior, y Mike James metió a su equipo en el encuentro con siete puntos seguidos (36-33). Tillie y Bourousis volvieron entonces a la pista para reforzar la defensa, mientras Pascual devolvía a Navarro, Satornasky y Tomic al parqué para aguantar el marcador al descanso (40-35).

El choque cambió a la vuelta de vestuarios cuando surgió el genio de Adams, con dos triples seguidos, junto a un 2+1 de Hanga para ponerse por delante en el marcador (44-45). Xavi Pascual paró el partido con un tiempo muerto, pero los suyos no reaccionaron y el choque entró en una fase de fallos locales en ataque que unidos a los triples de Tillie llevaban a un parcial de 0-15 en cinco minutos (44-51). Un triple de Adams cortó la reacción local (48-54) y James anotaba la canasta que llevaba al último cuarto con 52-56 para los vitorianos.

Pero en el último cuarto los nervios pasaron factura a Laboral Kutxa, cometiendo errores que le complicaron el partido. Los vitorianos encontraron cerrado el aro en los minutos finales y Perperoglu aprovechó para hacer sangre. Un parcial de 13-2 desquició a los visitantes.

El oficio de los culé les permitió continuar un ritmo constante, que fue suficiente para derrotar a los de Perasovic, capaces de lo mejor y de lo peor durante el choque. En los momentos calientes, el alero griego del Barcelona mantuvo la sangre fría y firmó nueve puntos que ajusticiaron a su rival. Sin grandes alardes, los de Xavi Pascual tuvieron el temple necesario para imponerse en un final igualado y poner el 2-0 en la eliminatoria. El Barcelona afrontará el tercer partido con una ventaja en la serie que pronostica, estadísticamente, que jugará la final si Laboral Kutxa no obra un milagro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios