copa del rey

El Barça cumple el guión y remonta al Espanyol (2-0)

  • Luis Suárez y Messi dan la vuelta a la eliminatoria en la primera parte.

Messi celebra su gol. Messi celebra su gol.

Messi celebra su gol. / EFE

Comentarios 1

Un gol de Luis Suárez y otro de Lionel Messi, antes de la primera media hora, dieron la vuelta a la eliminatoria contra el Espanyol, que no pudo hacer valer en el Camp Nou el 1-0 logrado en el partido de ida y que se vio dominado, de principio a fin, por el Barcelona.

Pese a lo corto del resultado, el Rey de Copas y vigente campeón de la competición, se impuso con autoridad en el derbi y estará en el bombo de semifinales por octava temporada consecutiva.

El Espanyol, que había perdido en sus últimas diez visitas al Camp Nou, acusó el miedo escénico desde el pitido inicial. A los hombres de Quique Sánchez Flores les quemaba el balón y, a los nueve minutos, el Barça ya había igualado la eliminatoria gracias a un testarazo de Luis Suárez, quien remataba de forma inapelable un centro desde la derecha de Aleix Vidal.

La jugada la había empezado, como no, Messi, que esta vez no empezó el partido dosificando esfuerzos, como en otras ocasiones, sino que se puso al mando de las operaciones desde el inicio.

Y así, en torno a la figura de astro argentino, construyó el Barcelona su fútbol, hilvanado a ritmo infernal, pero impreciso en los metros finales.

Sin embargo, aunque no olían el balón, los blanquiazules tuvieron, justo después del 1-0, dos ocasiones para igualar el partido: un disparo de Gerard Moreno que rechazó Cillessen y un remate desviado de Granero.

Además, la suerte se alió con el conjunto azulgrana a los 25 minutos, cuando Messi recuperó una pelota en la frontal y armó su pierna izquierda para hacer el segundo, en colaboración con el visitante Naldo, que desviaba la trayectoria del balón para desgracia de Pau López.

El propio Messi pudo hacer el tercero antes del descanso cuando cazó, de forma acrobática, un centro de Sergio Busquets, pero cruzó demasiado su volea sobre la salida de Pau.

Sánchez Flores movió el banquillo al descanso y sentó a Darder para dar entrada a Leo Baptistao, en busca de un tanto que, aunque no le alcanzaba para ganar el partido, le daba la clasificación.

Pero volvió a ser el '10' del Barça quien rondó el gol a los diez minutos de la reanudación. Esta vez, el meta españolista sacó una mano para desviar el disparo del crack de Rosario.

Sentó Valverde a Aleix Vidal, hoy titular para abrir el campo desde el extremo derecho, para poner más músculo con la entrada de Paulinho a falta de media hora para el final. Y Quique decidió jugársela con otro punta cambiando a Granero por Sergio García.

El Barcelona llegaba cada vez como menos insistencia y el Espanyol, aunque era incapaz de contragolpear con peligro, empezó a creerse que, si aguantaba el resultado hasta los compases finales, tendría su oportunidad de eliminar de la copa a su máximo rival.

El juego local se revitalizó con el debut de Coutinho. El centrocampista brasileño sustituyó a Iniesta, a falta de veinte minutos para el final, e hizo enloquecer al público del Camp Nou.

Tras combinar con Messi, el ex del Liverpool dio un gol cantado a Luis Suárez, pero Pau adivinó el remate del uruguayo, primero, y el de Rakitic, en segunda instancia, evitando con una actuación antológica que quedara sentenciada la eliminatoria.

Messi y Luis Suárez lo intentaron de lejos, pero esta vez no vieron puerta. De nuevo Messi, a dos minutos para el final, pudo poner la sentencia al cabecear al palo un centro de Rakitic.

Pero el Espanyol, pese a que con un solo tanto, firmaba la gesta, ni siquiera se acercó a la meta defendida hoy por Cillessen. El Barça, avisado del Leganazo de la víspera en el Bernabéu, no dio opción a un nueva sorpresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios