Fútbol l Liga de Campeones

El Barça, sin pisar a fondo

  • Giovani, Eto'o y Ronaldinho posibilitan la remontada ante un flojo Stuttgart

Comentarios 0

El Barcelona resolvió el último trámite que le quedaba en la primera fase de la Liga de Campeones al remontar el tanto inicial del Stuttgart e imponerse luego con facilidad (3-1) a un rival que siempre jugó a merced del conjunto azulgrana.

Con el Barça como líder indiscutible de grupo y el Stuttgart desahuciado en Europa, la idea de Frank Rijkaard -en el palco al estar sancionado tras su expulsión en Lyon- era reservar a algunos de los titulares y dar minutos a los lesionados que recientemente se han reincorporado al equipo, como Deco, Eto'o o el joven Giovani.

Sin embargo, el plan del técnico holandés se truncó en parte cuando Deco se resintió del aductor medio de su pierna izquierda en el calentamiento, lo que obligó a Johan Neeskens, ayer sustituto de Rijkaard en el banquillo, a dar entrada a Xavi.

Sí funcionó, no obstante, la apuesta con Eto'o y Giovani, muy activos en punta y que protagonizaron, entre ambos, media docena de ocasiones en la primera media hora de juego, justo después de que el Stuttgart se adelantase a los tres minutos de partido en una falta que Antonio da Silva transformó por toda la escuadra (0-1).

El meta alemán abortó infinidad de ocasiones del conjunto azulgrana en esta primera mitad, pero nada pudo hacer a los 36 minutos de juego, cuando Giovani se estrenó como goleador en un partido oficial con el primer equipo al desviar con el pecho un centro de Ronaldinho (1-1).

El colista del grupo, poco contundente atrás y muy inocente delante, fue cediendo progresivamente terreno y acabó, antes de llegar al descanso, totalmente a merced del Barça, tan entonado en la transición ofensiva como desacertado en la definición.

La segunda parte contó con el aliciente de ver si Bojan, que entró por Gudjohnsen a los siete minutos de la reanudación, se convertía en el goleador más joven de la Champions y si finalmente el Barça aprovecharía su insultante superioridad para finiquitar el partido.

El conjunto azulgrana necesitó doce minutos de la segunda parte para despejar esa duda. Xavi robó un balón en el centro del campo y se lo regaló a Eto'o para que éste marcara.

Ronaldinho sentenció el encuentro poco después (3-1), al cazar en el primer palo un centro raso de Sylvinho por la izquierda.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios