El Barça, a cinco puntos

  • Ronaldinho marca tras un discutido penalti de Juanfran y deja abierta la Liga

El Barcelona no dejó pasar la derrota del Madrid y apretó la Liga con su victoria en La Romareda ante el Zaragoza, un rival que fue mucho tiempo mejor que los azulgrana, pero que perdió por culpa de una acción absurda e innecesaria de Juanfran en el tramo final del choque.

El lateral alargó su brazo para controlar un balón en su área sin jugadores que le inquietasen y González Vázquez vio ayuda de la extremidad del zaragocista para controlar el esférico, decretando un penalti muy protestado, y transformado por Ronaldinho a falta de siete minutos en tres puntos vitales.

Frank Rijkaard volvió a dejar fuera a Ronaldinho, y, más sorprendente aún, apostó por hacer lo mismo con Iniesta y Touré y dar minutos a Edmilson junto a Xavi y Deco, mientras que el tridente arriba lo formaban Henry, Messi y Giovani. La jugada no le salió bien al holandés. Ante un Zaragoza bien pertrechado atrás y buscando con velocidad el contragolpe a través de Sergio García, Diego Milito y Oliveira, el conjunto azulgrana no supo manejar el partido y, cuando lo hizo, le faltó la frescura y definición de los metros finales.

Con poco fútbol, el Barça tomó la delantera en el marcador y la acertó a mantener hasta el descanso, amparado en el inicio de la mala noche del mayor de los Milito, Diego. El delantero argentino perdonó el empate al filo del descanso al errar un penalti de Márquez a Oliveira, que mandó arriba.

El Zaragoza salió con bríos renovados tras el descanso. Presionó mejor y su velocidad volvió a desbordar la colocación del Barcelona lo que hizo que Rijkaard recurriera a Touré. Al final, Juanfran realizó un gesto equivocado por su poca necesidad y el Barcelona se encontró con la victoria pese a las protestas de los de Javier Irureta, que agotados, no pudieron responder al tanto de Ronaldinho, que incluso tuvo tiempo para perdonar un resultado más abultado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios