El Barcelona acompaña al Tau en los cuartos

La intensidad de su juego y su especial relación con el Palau Blaugrana rescataron al Barcelona en la Euroliga y le permitieron tumbar a uno de los grandes aspirantes al título, el CSKA de Moscú, ya clasificado, gracias a un vibrante sprint final de partido.

A hombros de su hinchada, el Barça apuró todas sus opciones europeas en un encuentro de poco juego y mucho corazón. Tuvo enfrente un gigante que tardó en enchufarse, el CSKA de Ettore Messina, quizá la mejor plantilla de Europa, que sólo supo jugar a rachas y que por momentos, invitó al Barça a despegarse en el marcador.

El partido tuvo emoción hasta el último instante, cuando Langdon mantuvo en vilo al Palau jugándose un triple. Su tiro no entró y el Barça cantó victoria para seguir vivo en la Euroliga pese a las dudas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios