fútbol liga santander

Era el Barcelona o la retirada

  • Piqué asegura que de no haber renovado hubiera dejado el fútbol

Bartomeu y Piqué posan con la camiseta con el año de su contrato. Bartomeu y Piqué posan con la camiseta con el año de su contrato.

Bartomeu y Piqué posan con la camiseta con el año de su contrato. / andreu dalmau / efe

El defensa del Barcelona Gerard Piqué aseguró ayer que, de no haber llegado a un acuerdo de renovación con el conjunto azulgrana, probablemente se hubiera retirado, con 32 años, en 2019, cuando hubiera expirado su anterior contrato. "Sigo jugando a fútbol porque juego en el Barça. No tengo la motivación de vestir otra camiseta ni de competir en otro sitio. Si no hubiéramos llegado a un acuerdo para renovar, seguramente lo hubiera dejado. Ahora mismo, es el Barça o nada", confesó.

Tras firmar su nuevo contrato hasta 2022, con una cláusula de rescisión de 500 millones de euros, Piqué protagonizó una sesión fotográfica sobre el césped del Camp Nou, aunque no posó de corto. Con sus padres, presentes en el acto, se fotografió en el palco presidencial, un lugar que nunca ocultó que le gustaría ocupar en un futuro, aunque adelantó que no sería "un presidente del Barça al uso, sino un presidente atípico".

Lo que tiene claro Piqué es que, cuando se retire, no piensa dedicarse a la política. "Los políticos no se mojan nunca, así que no me veo", dijo el central azulgrana antes de mojarse por enésima vez sobre el proceso independentista de Cataluña: "Antes de las elecciones, dije que esperaba que se respetara el resultado, y el resultado no está siendo respetado".

También comentó las palabras que dijo tras el último derbi copero, cuando se refirió al rival como el Espanyol de Cornellà, lo que ha llevado al club blanquiazul a denunciarle a la Comisión Antiviolencia. "No me arrepiento de lo que dije. Este fin de semana la Penya jugaba en el Palau y es el Joventut de Badalona. El Espanyol está en Cornellà, eso es una obviedad", insistió.

Cuando finalice su nuevo contrato, Piqué tendrá 35 años, pero Josep Maria Bartomeu se mostró convencido de que aún firmará un contrato más. "Yo tengo claro que no será su última renovación", apuntó el presidente de la entidad azulgrana. Piqué, por su parte, agregó que no sabe si la motivación le aguantará para seguir en activo más allá de 2022, pero daría por bueno retirarse entonces.

"Si cumplo este contrato, serán 14 años en Can Barça como jugador profesional, más 6 o 7 años en categorías inferiores. Toda una vida. Soy socio desde que nací, siento el Barça como mi casa, es el club de mi vida y nunca me he planteado otra opción. Renovar era el paso natural y me siento muy feliz, porque parece que podré acabar mi carrera aquí, lo que siempre he querido desde que volví con 22 años", afirmó.

Con la marcha de Mascherano al fútbol chino, Piqué confía en heredar el brazalete de cuarto capitán que lucía el argentino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios