Natación

Belmonte se mete en la final de los 200 mariposa

  • La española participará en su segunda final de los Juegos tras clasificarse segunda en su serie de semifinales.

Deprisa, todo va muy deprisa para la española Mireia Belmonte en Londres, quien se ha clasificado para su segunda final olímpica, en esta ocasión la de los 200 mariposa, después de firmar el cuarto mejor tiempo de las semifinales. A la badalonesa se le ve más relajada. Convertirse en la gran esperanza del equipo español de natación siempre puede suponer un lastre para una deportista que siempre ha sido señalada por su endeblez mental, pero con el paso de los días ha dado lo mejor de sí.

Antes de saltar a la piscina, Belmonte sabía de la dificultad de clasificarse entre las ocho mejores debido al nivel de la prueba con la estadounidense Kathleen Hersey y la china Liuyang Jiao como cabezas de cartel. Pero ha saldado muy bien el compromiso. Está más relajada, de no acudir un día a la zona mixta y dejar plantados a los periodistas, ha pasado a esbozar sonrisas e incluso a bromear por su nuevo corte de pelo: "Lo llevo más corto, así peso menos", dice. Otra cosa será optar a la medalla en los 200 mariposa. "Va a ser muy difícil, porque hay mucho nivel y si quiero estar en el podio tendré que bajar un segundo mi mejor marca", ha comentado tras la carrera.

La badalonesa ha estado rápida en los últimos 50 metros, ha sufrido al final, pero ha conseguido uno de los objetivos, tal vez de los que menos esperaba, una vez superado el impacto de nadar ante 18.000 espectadores lo que produjo "un shock" los primeros días. Belmonte afrontará la final con el cuarto mejor tiempo de las participantes, algo que "no significa nada" para ella, sólo "nadar por la calle seis". Por delante tendrá a Hersey, Jiao y a la japonesa Natsumi Hoshi.

Con 21 años, Mireia Belmonte parece haber alcanzado el punto de maduración preciso y aún tiene una bala en la recámara, los 800 metros, la prueba en la que tiene más opciones, pero eso será el jueves. Su primera final olímpica, los 400 estilos, la vivió el primer día de la competición. Sólo pudo ser octava, pero le sirvió para dar un nuevo paso en su carrera. En la jornada de la tarde también participó la española Judit Ignacio, quien nadó en la misma semifinal que Mireia Belmonte y quedó eliminada con el decimoquinto crono (2:08.96), de todas las participantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios